El presidente turco y el rey saudita afianzan su alianza

Turquía y Arabia Saudita, ambos hostiles al presidente sirio Bashar al Asad y a sus dos principales apoyos, Irán y Rusia, son hoy aliados cercanos, en vísperas del nuevo ciclo de diálogo en Ginebra.
El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan (d), estrecha la mano del rey Salman de Arabia Saudí, en el complejo presidencial de Ankara
El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan (d), estrecha la mano del rey Salman de Arabia Saudí, en el complejo presidencial de Ankara (AFP)

Ankara

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, brindó una calurosa acogida al rey saudita Salman, que visita Turquía en un momento en que los dos países estrechan sus relaciones. Como muestra de la importancia de la visita, Erdogan le concedió al monarca la más alta distinción que otorga su país, la Orden del Estado de la República.

"La consolidación de las relaciones entre Turquía y Arabia Saudita en todos los ámbitos, con vuestro apoyo, presenta una oportunidad para la paz regional y mundial", declaró Erdogan durante la ceremonia. Durante el encuentro los dos jefes de Estado abordaron el tema de Siria, indicó la presidencia turca en un comunicado.

Turquía y Arabia Saudita, ambos hostiles al presidente sirio Bashar al Asad y a sus dos principales apoyos, Irán y Rusia, se han convertido en los últimos meses en aliados cercanos. El encuentro se produce en vísperas del nuevo ciclo de conversaciones indirectas entre el gobierno sirio y la oposición en Ginebra.

Tanto Ankara como Riad apoyan a grupos insurgentes contrarios al gobierno de Bashar al Asad. Ankara "necesita encontrar puntos de apoyo en la región", explicó Jean Marcou, académico de la escuela de Ciencias Políticas de Grenoble.

La lucha contra los grupos yihadistas también será abordada en la cumbre de la Organización de Cooperación Islámica (OCI) que se realizará el jueves y viernes en Estambul, con la participación del rey saudita.