Kerry ofrece ayuda al presidente de Nigeria para liberar a niñas secuestradas

El presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan agradeció y aceptó la oferta del secretario de Estado de EU de enviar a un equipo a Nigeria para discutir cómo Estados Unidos puede apoyar.

Washington

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, telefoneó hoy al presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan, para ofrecer asistencia a su Gobierno en el rescate de las más de 200 niñas secuestradas en una escuela de la localidad de Chibok por la milicia radical islámica Boko Haram.

Jonathan agradeció y aceptó la oferta de Kerry de enviar a un equipo a Nigeria para discutir cómo Estados Unidos puede apoyar de la manera más efectiva la respuesta de su Gobierno ante el secuestro masivo de las pequeñas, según apuntó hoy la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, en su rueda de prensa diaria.

"Además, nuestra embajada en Abuja está preparada para formar una célula de coordinación, un equipo interdisciplinario -y esto es lo que discutieron en la llamada- que pueda aportar su experiencia en inteligencia, investigaciones y negociaciones sobre los rehenes, ayudar a facilitar el intercambio de información y proporcionar ayuda a las víctimas", agregó Psaki.

La portavoz explicó que la asistencia incluiría personal militar de Estados Unidos y otro personal gubernamental con experiencia en otras áreas que puedan ser de utilidad para el gobierno de Nigeria.

"El presidente (Barack Obama) ha ordenado que tanto nosotros como el secretario y el Departamento de Estado, hagamos todo lo posible para ayudar al gobierno de Nigeria a encontrar y liberar a estas jóvenes", añadió la portavoz.

Obama y Kerry, dijo Psaki, hablarán del tema a lo largo del día.

Por su parte, el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, reiteró hoy que el Gobierno nigeriano debe tomar medidas para asegurarse de que todos los recursos para rescatar a las niñas se han puesto en marcha y siempre bajo el respeto a los derechos humanos.

Desde que las escolares fueron secuestradas, el pasado 14 de abril, las manifestaciones se han sucedido en Nigeria, donde madres, intelectuales y ciudadanos han exigido una respuesta más contundente por parte del Gobierno.

La Policía detuvo este lunes en la capital nigeriana a Naomi Mutah Nyadar, una de las manifestantes que lideran las protestas, lo que ha sido considerado como una maniobra del ejecutivo de Jonathan para frenar las manifestaciones.

"Estas niñas llevan capturadas 22 días. El tiempo es esencial. Deben tomarse las medidas apropiadas antes de que sean torturadas o asesinadas", advirtió Carney.

Mientras sigue sin confirmarse el número exacto de niñas secuestradas o liberadas debido a la publicación de informaciones contradictorias por parte de las autoridades, aumentan los rumores sobre abusos por parte de los secuestradores, después de que una que logró escapar relatase que sufrían hasta 15 violaciones al día.

Desde que la Policía acabase en 2009 con el líder de Boko Haram, Mohamed Yusuf, los radicales mantienen una sangrienta campaña que ha causado más de 3.000 muertos en el país africano.