El presidente de Ucrania destituye al gobernador de Donetsk

Petro Poroshenko decidió cesar al millonario Serguei Taruta y nombrar un general en su lugar, mientras Kiev, Moscú y la Unión Europea acordaron iniciar negociaciones el 21 de octubre en Berlín.
Poroshenko (2d, sin casco) visita un búnker en la línea de defensa ucraniana cerca de la ciudad de Kurahovo, en la región de Donetsk
Poroshenko (2d, sin casco) visita un búnker en la línea de defensa ucraniana cerca de la ciudad de Kurahovo, en la región de Donetsk (AFP)

Kiev

El presidente ucraniano Petro Poroshenko destituyó hoy al gobernador de la región separatista prorrusa de Donetsk, el millonario Serguei Taruta, y nombró un general en su lugar, anunció su portavoz citado por Interfax-Ucrania.

El general Oleksandr Kykhtenko, de 59 años, ex comandante de las tropas del ministerio del Interior, reemplaza a Taruta, anunció el portavoz. Taruta, originario de la región de Donetsk y claramente prooocidental, había sido nombrado gobernador en marzo para acabar con la rebelión.

Tres civiles murieron y cinco resultaron heridos en las últimas 24 horas en Donetsk, anunció hoy la alcaldía. La situación seguía siendo hoy tensa, con explosiones en el barrio de Kievski, cercano al aeropuerto de Donetsk, escenario de intensos combates entre el ejército y los separatistas prorrusos.

En la vecina región separatista de Lugansk, los insurgentes dispararon desde tanques contra la central térmica de Shtchastia, que suministra electricidad a la ciudad de Lugansk, indicó el gobernador de la región designado por Kiev, Guennadi Moskal.

Desde el alto el fuego decretado el 5 de septiembre, aunque los combates han bajado en intensidad, se siguen producen enfrentamientos en el este de Ucrania entre el ejército y los separatistas.

Según la ONU, 331 personas han muerto en esta región desde la instauración del alto el fuego. Los combates en la región entre el ejército ucraniano y los insurgentes separatistas han dejado 3,600 muertos desde el mes de abril.

De otra parte, Ucrania, Rusia y la Unión Europea se reunirán el 21 de octubre en Berlín para intentar resolver su contencioso sobre el gas antes de que inicie el invierno boreal, después de que Moscú confirmara hoy su participación.

"La parte rusa aceptó la fecha para las negociaciones tripartitas que buscan garantizar la seguridad del tránsito de gas a través del territorio ucraniano, bajo el formato Rusia-Ucrania-UE. La nueva ronda de negociaciones tendrá lugar el 21 de octubre en Berlín", indicó el ministerio ruso de Energía en un comunicado.

La Unión Europea había propuesto el jueves a Ucrania y Rusia organizar la nueva cita. El ministro ucraniano de Energía, Yiru Prodan, había indicado que la fecha convenía a Kiev, y solo faltaba el acuerdo de los rusos.

Una cita de ese tipo había sido prevista la semana pasada en Bruselas, para finalizar un acuerdo propuesto a Kiev y Moscú durante una reunión en Berlín el 26 de septiembre por el comisario europeo de Energía, Günther Oettinger. Pero finalmente esa reunión fue aplazada.

En Berlín, la canciller alemana Angela Merkel se manifestó el jueves "prudentemente optimista" sobre la posibilidad de un acuerdo en el contencioso entre Kiev y Moscú, aunque reconoció que la situación sobre el terreno es "frágil" con un alto el fuego que es violado de forma regular.

Ucrania y Rusia libran un duro pulso desde que Gazprom aumentó el precio del gas ruso a un nivel sin equivalente en Europa tras la llegada al poder del gobierno pro-occidental en Ucrania.

La propuesta sobre la mesa prevé el pago por parte de Kiev de 3,100 millones de dólares de saldo pendiente con Gazprom, de los cuales dos mil millones antes de finales de octubre.

En contrapartida, Gazprom se compromete a reanudar su suministro de gas a Ucrania, cortado desde junio, con una entrega mínima de cinco mil millones de m3 al precio de 385 dólares por mil de m3. Pero Ucrania desconfía de esa propuesta y teme que por razones políticas Gazprom pueda cortar el suministro en cualquier momento.