EU, preocupado por los planes de Rusia de mover misiles a la frontera europea

Polonia y los tres países bálticos también se mostraron alarmados por el plan de despliegue de los proyectiles Iskander-M en el área de Kaliningrado, con lo que estarían más cerca de sus fronteras.
Una lanzadora de misiles balísticos rusos Iskander, en una parada militar en Alabino, afueras de Moscú, el 20 de abril de 2010
Una lanzadora de misiles balísticos rusos Iskander, en una parada militar en Alabino, afueras de Moscú, el 20 de abril de 2010 (AFP)

Washington

Estados Unidos expresó su preocupación a Rusia por sus planes para mover misiles con capacidad nuclear a las fronteras con los estados vecinos, dijo hoy un funcionario. "Hemos urgido a Rusia a que no tome pasos para desestabilizar la región", dijo la portavoz del Departamento de Estado, Marie Harf, quien añadió que Estados Unidos también ha trasladado a Moscú la preocupación de sus vecinos por los planes del despliegue de misiles Iskander-M en el área de Kaliningrado. Polonia y los tres países bálticos también se mostraron alarmados porque los misiles estarían más cerca de sus fronteras.

"Sabemos que los países vecinos han expresado su preocupación sobre ello, y continuaremos hablando con ellos" sobre el asunto, afirmó Harf. El ministerio ruso de Defensa confirmó este lunes el movimiento de baterías de misiles de corto alcance Iskander-M a la región occidental, que linda con la Unión Europea. El movimiento de Rusia viene en respuesta al proyecto de la OTAN, liderado por Estados Unidos, para instalar un escudo antimisiles en Europa, que prevé el despliegue de aquí a 2018 de 24 misiles interceptores SM3-IIA en Polonia, e igual número en Rumanía.

La Alianza Atlántica ha explicado que este escudo está destinado a proteger a los países europeos miembros de la OTAN ante una eventual amenaza balística de Irán, pero Rusia lo percibe como una amenaza para su propia seguridad. La avanzada versión de los misiles rusos tienen un alcance de 500 kilómetros (310 millas) y podría ser usado potencialmente para eliminar un radar de tierra y los interceptores del nuevo escudo de la OTAN.

Varsovia y los tres países bálticos mostraron hoy su preocupación tras la información sobre el despliegue de baterías rusas de misiles de corto alcance en el territorio de Kaliningrado, situado entre Polonia y Lituania. "Los proyectos de despliegue de misiles Iskander-M en la región de Kaliningrado preocupan. Polonia lo ha dicho en muchas ocasiones", indicó el servicio de prensa del ministerio polaco de Relaciones Exteriores citado por la agencia PAP. Sin embargo, el ministerio polaco afirmó que no dispone de "ninguna información oficial rusa sobre esta cuestión". Las "recientes informaciones necesitan una verificación", señaló.

Según Varsovia, "es un caso de toda la OTAN y (...) hay que esperar a realizar las consultas y reacciones en el forum de la OTAN y de la UE". Esta información también alertó a los países bálticos, exrepúblicas soviéticas, que ingresaron en la UE y en la OTAN en 2004. "Está claro que es una noticia alarmante ya que se trata de un argumento que cambia el equilibrio de fuerzas en nuestra región (...) Amenaza las ciudades bálticas e infraestructuras en la región báltica", subrayó el ministro letón de Defensa, Artis Pabriks, citado por la agencia báltica BNS.

"Tenemos que pensar cómo defender la región más eficazmente en el caso de una hipotética crisis porque está claro que se trata de armas peligrosas", añadió. Según su homólogo de Estonia, Urmas Reinsalu, "cualquier crecimiento de las capacidades militares de la Federación Rusa en nuestra región es fuente de preocupación".

El ministerio ruso de Defensa confirmó este lunes que Rusia desplegó baterías de misiles de corto alcance Iskander-M en su región Oeste, que linda con la UE. La cancillería rusa proporcionó esta información tras ser preguntada por la información publicada por el diario alemán Bild sobre la instalación de este tipo de misiles en Kaliningrado. Sin embargo, el ministerio de Defensa no confirmó explícitamente que estos misiles, con un radio de acción de hasta 500 km y capaces de transportar ojivas nucleares, hubieran sido instalados en Kaliningrado.