Prensa de EU "destapa" al secretario de Estado

"The New York Times" y "The Washington Post" aseguran que el empresario condecorado por Putin será el próximo jefe de la diplomacia estadunidense.
El alto ejecutivo, de 64 años, firmó contratos con Moscú por 500 mil millones de dólares.
El alto ejecutivo, de 64 años, firmó contratos con Moscú por 500 mil millones de dólares. (Daniel Kramer/Reuters)

Nueva York

El veterano empresario Rex W. Tillerson, principal ejecutivo de la empresa ExxonMobil y con estrechas relaciones con el gobierno ruso, es el elegido por el presidente electo Donald Trump para hacerse cargo de la secretaría de Estado de la Unión Americana, aseguran desde ayer  varios medios estadunidenses.

El nombre de Tillerson, de 64 años, fue el último en sumarse a una larga lista de candidatos barajados por Trump, que incluía al ex candidato republicano a la presidencia en 2012, Mitt Romney, y al ex embajador estadunidense ante la ONU, John Bolton, que, según algunos medios, puede ser subsecretario de Estado.

En entrevista realizada ayer con la cadena de televisión Fox News, Trump evitó confirmar que Tillerson sea su elegido para la Secretaría de Estado, pero se deshizo en alabanzas al directivo.

“Él es mucho más que un ejecutivo de negocios. Él juega a escala global. Está a cargo de la que supongo que es la mayor compañía del mundo, está a cargo de una compañía petrolera que tiene prácticamente el doble del tamaño de su competidor más cercano, y que se ha gestionado increíblemente bien”, aseguró.

“Para mí una gran ventaja es que conoce a muchos de los jugadores (del escenario global) y los conoce bien. Hace acuerdos a escala masiva en Rusia, y hace esos acuerdos para la compañía, no para él”, agregó el presidente electo en el extracto de la entrevista adelantado por Fox, que emitirá el resto este día.

El portavoz del equipo de transición de Trump, Jason Miller, tampoco confirmó la información adelantada por la cadena NBC News y los diarios The New York Times y The Washington Post, y se limitó a indicar que el anuncio oficial no se hará hasta la próxima semana.

No obstante, según The New York Times, Tillerson sostuvo una reunión ayer con Trump, la segunda después del pasado martes, que se extendió por más de dos horas.

Tillerson, que comenzó con la Exxon como ingeniero de producción en 1975 y que desde 2006 es su máximo responsable, cuenta con el apoyo de asesores claves del equipo de Trump: su principal estratega, Stephen K. Bannon, y su yerno, Jared Kushner, quien le ha dicho que el empresario “es de otra liga” cuando se compara con el resto de las opciones para el cargo, señala el diario neoyorquino.

Horas antes, varios medios de comunicación habían indicado que Tillerson era el favorito para el cargo, y que el equipo de Trump consideraba que aportaría a su papel como diplomático su vasta experiencia como empresario y sus relaciones con líderes de otros países, entre ellos con el presidente ruso, Vladímir Putin.

El ejecutivo de la Exxon conoce a Putin desde que estuvo al frente de las operaciones de esa empresa en Rusia, en la década de los noventas, una larga relación que beneficiaría la intención de Trump de estrechar relaciones con ese país.

En 2011, Tillerson logró un acuerdo que permitía a Exxon acceder a los valiosos recursos del Ártico en Rusia, además de posibilitar a la petrolera estatal rusa, Rosneft, invertir en concesiones de Exxon en todo el mundo. En 2013, Putin le condecoró con la Orden de la Amistad, uno de los más altos honores de Rusia para los extranjeros.

Los contratos firmados por ExxonMobil con Rusia podrían generar unos 500 mil millones de dólares a la compañía, según medios estadunidenses.

El nombre de Tillerson ha surgido en momentos en que el directivo estaba cerca de acogerse el próximo año a su retiro de Exxon.

El nombramiento de secretario de Estado debe ser confirmado por el Senado y, de ser elegido por Trump, se uniría a otros empresarios que ya han sido nominados para conformar su gabinete cuando jure al cargo el próximo 20 de enero.