Los Brics plantan cara a la hegemonía del FMI

Críticos de la actual arquitectura financiera mundial, que depende de EU y Europa, los cinco gigantes emergentes crean un banco multimillonario.
Los líderes de Rusia, Vladímir Putin; India, Narendra Modi; Brasil, Dilma Rousseff; China, Xi Jinping, y Sudáfrica, Jacob Zuma.
Los líderes de Rusia, Vladímir Putin; India, Narendra Modi; Brasil, Dilma Rousseff; China, Xi Jinping, y Sudáfrica, Jacob Zuma. (Nacho Doce/Reuters)

Fortaleza

Críticos a la hegemonía de Estados Unidos y Europa, las potencias emergentes de los Brics lanzaron en su VI cumbre en Fortaleza (noreste de Brasil) una nueva arquitectura financiera, con la creación de un banco, con sede en Shanghái, y un millonario fondo de reservas.

Ambas estructuras "son una contribución importante para la reconfiguración del sistema de gobernanza económica internacional", dijo ayer la presidenta anfitriona Dilma Rousseff al anunciar el pacto.

El Nuevo Banco de Desarrollo (NBD) y el Acuerdo Contingente de Reserva (ACR) funcionarán como "espejos" del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM), según afirmó el gobierno brasileño.

"Vivimos tiempos de grandes oportunidades, como el acelerado avance de nuevas tecnologías, la multiplicación del comercio y las posibilidades de reorganización del sistema internacional en términos más democráticos y equitativos. En esa coyuntura, nuestros países tienen la obligación de manifestarse, de hacerse escuchar, de actuar", dijo Rousseff en la sesión plenaria, a la que asistieron sus pares de China, Xi Junping; Rusia, Vladímir Putin y Sudáfrica, Jacob Zuma, además del primer ministro de India, Narendra Modi.

"Fuimos responsables por la mitigación de los efectos de la crisis financiera global y por el sostenido crecimiento de la economía global desde entonces", recordó Roousseff, cuyo discurso se hizo eco del contenido en la "Declaración de Fortaleza".

Según el ministro brasileño de Hacienda, Guido Mantega, "hemos creado un banco de desarrollo, porque no hay recursos necesarios para financiar el desarrollo en todo el mundo", en alusión al FMI y el Banco Mundial, creados hace 70 años, casi al término de la Segunda Guerra Mundial (1939-45), en una conferencia en el complejo hotelero de Bretton Woods (Nueva Hampshire, EU), entre el 1 y el 22 de julio de 1944.

Fue allí donde se fijaron las reglas para las relaciones comerciales y financieras entre los países más industrializados del mundo, usando el dólar como moneda de referencia internacional.

El nuevo banco tendrá un capital inicial de hasta 100 mil millones de dólares, mientras que el fondo de reservas arrancará con 100 mmdd.

El bloque, que celebró su primera cumbre presidencial en 2009, debió negociar dos aspectos: la sede y la primera presidencia del organismo, que finalmente Brasil aceptó recayese en India.

En Brasilia, los Brics se reunirán hoy con los presidentes Cristina Kirchner (Argentina), Michele Bachelet (Chile), Evo Morales (Bolivia), José Mujica (Uruguay) y Nicolás Maduro (Venezuela) para ratificar su voluntad de apoyo a otras economías emergentes en Sudamérica y otras partes.

Los Brics también se refirieron a la coyuntura mundial y lamentaron la falta de progreso en la solución del conflicto israelí-palestino y las crisis en Ucrania, Irak y Siria.

[Dé clic sobre la imagen para ampliar]