¿Por qué tiembla tanto en Chile?

En el país se han registrado los sismos más potentes en el mundo y no es por mala suerte. Te explicamos la razón de la alta actividad sísmica en Chile.
El sismo de 8.2 grados Richter, registrado en el norte de Chile, dejó daños en las costas del puerto de Iquique y un saldo de seis muertos y un millón de evacuados.
El sismo de 8.2 grados Richter, registrado en el norte de Chile, dejó daños en las costas del puerto de Iquique y un saldo de seis muertos y un millón de evacuados. (Reuters )

Ciudad de México

En Chile se han registrado los sismos más potentes en el mundo por una razón: el país está en medio de dos placas tectónicas de gran extensión, una de ellas cuatro veces más grande que las que pasan por México.

En entrevista con MILENIO, Víctor Hugo Espíndola, sismólogo del Instituto de Geofísica de la UNAM, explica que la intensidad de los temblores en Chile se debe a que el país está en la unión de la Placa Sudamericana y la de Nazca, lo que provoca que cuando éstas se mueven, son tan grandes que liberan una gran cantidad de energía.

Ayer se registró en Chile un terremoto en la costa Iquique, al norte del país, de 8.2 grados Richter, sólo seis puntos por debajo del que en 2010 dejó 500 chilenos muertos y a 13 puntos del sismo de 1960, el más intenso en la historia del mundo.   

A diferencia de Chile, en México los sismos dependen de dos placas tectónicas de mucho menor tamaño de las que se encuentran en ese país.

Se trata de las placas Norteamericana y la de Cocos, ésta última cuatro veces más pequeña que la Placa de Nazca en Chile. “El límite entre estas placas deben ser seis o siete veces más grandes de la que nosotros tenemos con la placa de Cocos”, dice el investigador.

Cuando el sismo, el movimiento de las placas, tiene una extensión grande de 100 a 300 kilómetros y está cerca del suelo oceánico, puede causar desplazamientos grandes de agua y provocar un tsunami, explica el investigador.

Víctor Espíndola, también miembro del Servicio Sismológico Nacional, explica que los terremotos no siempre pueden provocar tsunamis, pues depende del movimiento de las placas y el tipo de efecto que generen.

“Dos sismos de la misma magnitud pueden tener diferentes efectos. Por ejemplo, en los que el movimiento es más pegado a la trinchera –así se le llama a la división de placas- estos son más potenciales a provocar tsunamis. Si son más céntricos tienen menos potencial sísmico”, dijo.