Arrestan a 16 policías por extorsionar a 'narcos' en Brasil

Los detenidos son acusados de secuestrar a líderes de bandas de narcotraficantes para exigir el pago de rescates y de liberar a traficantes de un cargamento de armas.
Policías en Brasil
(Reuters)

Brasil

Un total de 16 policías, entre ellos un teniente coronel, fueron arrestados hoy en la ciudad brasileña de Río de Janeiro en una operación para desarticular una banda de agentes acusada de cobrar extorsiones a narcotraficantes para facilitar sus actividades, informaron fuentes oficiales.

La organización criminal también es acusada de secuestrar a líderes de bandas de narcotraficantes para exigir el pago de rescates y de liberar a miembros de un grupo de traficantes que fue sorprendido cuando transportaba un cargamento de armas.

La operación fue realizada por agentes de la Subsecretaría de Inteligencia de la secretaría de Seguridad Pública del estado de Río de Janeiro y del Grupo de Actuación Especial de Combate al Crimen Organizado de la Fiscalía regional.

Los policías detenidos formaban parte del decimoséptimo Batallón de Policía Militarizada de Río de Janeiro, que actúa en Ilha do Governador, y la lista de presos incluye al comandante de esa unidad, el teniente coronel Dayzer Corpas Maciel, según la información divulgada por la secretaría de Seguridad Pública.

Los agentes responsables por la llamada operación "Ave de Rapiña" también realizaron 32 allanamientos en las viviendas de los acusados y en algunas oficinas.

De acuerdo con la Fiscalía, la banda de policías corruptos secuestró al menos dos jefes de bandas de narcotraficantes que actúan en Río de Janeiro, una en Ilha do Governador y otra en el barrio de Senador Camará, para exigir el pago de rescates.

En el desarrollo de la investigación, los fiscales grabaron con una cámara oculta el momento en que algunos de los policías detienen un vehículo en el que eran transportados cuatro fusiles, 18 granadas y tres pistolas y liberan a tres de los ocupantes del automóvil que pagaron extorsiones.

Los otros dos fueron detenidos y llevados a una comisaría de policía, en la que tan sólo fue presentado un fusil.

De acuerdo con la acusación, además de recibir dinero por la liberación de tres de los narcotraficantes, los policías vendieron las demás armas incautadas a otra banda criminal.

Según los fiscales que realizaron la investigación, los policías acusados tenían estrechos vínculos con una banda de narcotraficantes que actúa en la favela del Morro de Dendé, ubicada en Ilha do Governador, especialmente con el jefe de esa banda, identificado como Fernando Gomes de Freitas.

Además de ser arrestados, separados provisionalmente de sus funciones y conducidos a una prisión especial para policías, los acusados serán sometidos a un proceso administrativo que podrá determinar su expulsión de la corporación.

El 15 de septiembre pasado, en otra operación de la Subsecretaría de Inteligencia, otros 19 integrantes de la Policía Militarizada de Río de Janeiro fueron detenidos acusados de integrar una banda que cobraba sobornos para no actuar frente a la delincuencia en la región de Bangú.

Entre los detenidos en esa ocasión estaban un coronel, tres mayores y dos capitanes.