Seis policías de Baltimore, acusados formalmente por muerte de joven negro

Un gran jurado acusó a los seis oficiales por la muerte de Freddie Gray, de 25 años, mientras permanecía bajo su custodia en la parte trasera de una camioneta policial el mes pasado, lo que causó ...
De izquierda a derecha y de arriba abajo, los agentes Goodson, Miller, Nero, Portner, Rice y White
De izquierda a derecha y de arriba abajo, los agentes Goodson, Miller, Nero, Portner, Rice y White (EFE)

Washington

Un gran jurado acusó formalmente hoy a seis oficiales de policía de Baltimore (noreste de EU) por la muerte de Freddie Gray, un hombre de raza negra, mientras permanecía bajo su custodia el mes pasado, anunció la fiscal estatal.

Los seis oficiales habían sido acusados previamente el 1° de mayo y ahora afrontan cargos en conexión con el arresto y la muerte de Gray, de 25 años, quien falleció debido a serias heridas en la espina dorsal luego de ser introducido en la parte trasera de una camioneta policial en abril.

El agente Caesar Goodson, conductor de la furgoneta policial en la que se trasladó a Gray, fue imputado con el cargo de asesinato en segundo grado, que puede acarrear una pena de hasta 30 años.

Mientras tanto, otros tres policías se enfrentan al cargo de homicidio y dos agentes más al de asalto en segundo grado, ambos con una pena máxima de 10 años, respectivamente. Los únicos cambios en la hoja de cargos han sido para los tres agentes que habían sido acusados también de detención ilegal y que ahora han visto esa acusación sustituida por imprudencia temeraria.

Un agente afronta cargo de asesinato en segundo grado. Si es declarado culpable y si las sanciones no son acumulables, se arriesga a un máximo de 30 años de cárcel y sus compañeros a diez años de pena como máximo.

La procuradora del estado Marilyn Mosby dijo a reporteros que el gran jurado halló causa probable para formalmente acusar a los policías -tres blancos y tres negros-, acotando que se esperaba su comparecencia en la corte en julio.

"Ahora que el gran jurado ha también encontrado causa probable para elevar cargos contra los mencionados oficiales en base a la evidencia, estos agentes que se presumen inocentes hasta que sea probada su culpabilidad, están citados para presentarse el 2 de julio", declaró Mosby.

No estaba claro si la acusación de la Fiscalía, que sostiene que la detención de Gray fue ilegal porque el joven no había cometido delito alguno, iba a prosperar debido a que los abogados de los policías habían presentado una moción porque el afroamericano llevaba consigo una navaja.

Mosby aseguró a comienzos de mes que esa navaja era legal bajo la legislación del estado de Maryland, pero los abogados de los agentes habían pedido la retirada de todos los cargos, ya que el cuchillo era ilegal bajo las leyes de la ciudad de Baltimore.

Gray, de 25 años, fue detenido en un barrio deprimido de la ciudad el 12 de abril, presuntamente sin haber infringido ninguna ley, y tras pasar por custodia policial fue ingresado en coma con el cuello roto, lo que le ocasionó la muerte una semana después.

La muerte de Gray se produjo el 19 de abril tras ser arrestado una semana antes por la policía de esta ciudad portuaria de 620 mil habitantes. Esto generó protestas y disturbios que dejaron cientos de negocios saqueados, decenas de policías heridos y cientos de manifestantes arrestados.

El de Baltimore es el último de varios casos de muertes de negros desarmados a manos de la policía, como sucedió en Ferguson (Misuri, centro) y Nueva York (este), seguidos también de manifestaciones callejeras.