Policías de Los Ángeles usarán videocámaras en uniformes

El alcalde anunció que se dotará de 7 mil cámaras para dar mayor transparencia a las intervenciones policiales; la medida busca mejorar la confianza ciudadana tras casos como el de Michael Brown.
El video muestra a la policía disparar en varias ocasiones contra Kajieme Powell.
Buscan que las cámaras transparenten las intervenciones policiales; en la imagen, la policía dispara contra Kajieme Powell en Musuri, agosto pasado. (Especial)

Los Ángeles

El alcalde de Los Ángeles, California, Eric Garcetti, anunció en rueda de prensa que los policías de la ciudad empezarán a llevar en su uniforme cámaras de video con el objetivo de dar mayor transparencia a sus intervenciones.

El plan implica incluir una partida en los próximos presupuestos que permita adquirir las aproximadamente 7 mil cámaras de video que se requieren para que todos los agentes de Los Ángeles incorporen el dispositivo a su equipamiento de trabajo.

"Los Ángeles será la primera gran ciudad en la que habrá una cámara en cada policía", dijo el concejal Mitchell Englander, presidente del comité de Seguridad Pública.

La medida responde a la necesidad de mejorar la confianza del ciudadano en las fuerzas de seguridad tras la muerte del joven Michael Brown en Ferguson (Misuri), quien iba desarmado y perdió la vida tiroteado por un agente que terminó por ser exculpado.

Garcetti aseguró que las cámaras son un gran paso adelante para ayudar a aclarar situaciones como la de Ferguson, aunque no una panacea.

"Ahí fuera en la calle, las cosas no son siempre cristalinas. estas cámaras ayudarán a las fuerzas del orden y al ciudadano a encontrar la verdad, y la verdad es esencial para la confianza entre el Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) y la comunidad, que ha sido un factor clave para reducir el índice de criminalidad", explicó el alcalde.

La ciudad ha recaudado más de 1.5 millones de dólares en donaciones privadas para ayudar a pagar por las cámaras.

A principio de este año, LAPD comenzó con un programa de prueba para evaluar diferentes tipos de minicámaras, un test que concluyó de forma satisfactoria, lo que llevó a tomar la decisión de contratar más de 800 unidades de cámaras Axon que irán destinadas a policías que patrullan en áreas con alta actividad policial.

Los primeros operativos con esta tecnología estarán en Newton (sur de Los Ángeles) y Mission (Valle de San Fernando), así como en unidades especializadas contra el crimen en la zona centro.