Jane Geb-Hart, chica anticrimen en Colonia

Tras graduarse en la universidad policiaca local, esta joven tiene asegurado su trabajo como tropa de las fuerzas de la ley, por el que recibe seguro y un salario de 40 mil 800 pesos al mes.

Colonia

En Alemania los policías no reciben ningún tipo de regalos. Está prohibido, como en la mayor parte de los países, pero aquí es tan castigado hacerlo que todos cumplen con dicha regla.

Jane Geb-Hart, agente de la ciudad de Colonia, afirma que nadie lo hace debido a dos razones: es muy probable perder el trabajo y, en segundo lugar, ninguno tiene necesidad de aceptar un presente, ya que el salario es óptimo. La mayoría de la población los respeta.

A sus 30 años de edad, Jane Geb-Hart no se imagina trabajando de otra cosa que no sea en la Unidad de Crimen en Colonia, Alemania. Lo que más le gusta de su profesión es trabajar afuera; conocer gente nueva y que las situaciones cambien día con día. Pese al frío que aún persiste la víspera de la primavera, la agente descansa en shorts y platica con Dominical MILENIO

"Nuestros sueldos son altos y tenemos prohibido aceptar regalos"

en inglés, lengua que habla a la perfección.

¿Por qué elegiste ser policía?

Desde niña quise serlo. En el kínder siempre me imaginé y jugaba a ser policía, así que esa idea nunca se fue de mi mente. Me gusta estar en acción.

¿Cuál es el mayor reto de ser policía?

El reto que enfrento como cualquier policía es tomar la decisión correcta. Los casos a los que nos enfrentamos nunca son iguales y las personas actúan diferente en cada situación. Nunca sabes qué pasará y una situación que parece normal puede cambiar y terminar en tragedia si uno no toma la decisión correcta. Por ello, la regla de oro para mí es percibir la situación como un todo; sentir los cambios que ésta presenta y encontrar las palabras correctas para cada persona.

¿Qué debe hacer un aspirante para convertirse en policía?

Ser policía en Alemania implica asistir forzosamente a la universidad de la policía y prepararse para ello. Este país tiene 40 escuelas de policía. Yo estudié en el estado de Renania del Norte-Westfalia, en Düsseldorf.

¿La oferta laboral es muy competitiva?

Todos los aspirantes a policía, al término de la carrera, tienen un trabajo en la estación. Además, no pagan sus estudios; la policía lo hace. No hay competencia, porque el trabajo está asegurado.

¿Los salarios de policía son óptimos?

Sí, bastante. Ningún policía tiene un mal sueldo ni un mal horario. Mi sueldo actualmente es de 2 mil 500 euros mensuales (40 mil 850 pesos mexicanos) y mi carrera sigue en ascenso. Mi salario mejorará en el transcurso del tiempo y en comparación con otros amigos que son doctores y abogados, mi sueldo está igual o es superior en varios casos.

¿Es difícil ingresar a la universidad de la policía?

Para entrar a esta universidad es necesario pasar un proceso de admisión que dura tres días. En éste, casi 90 por ciento de la gente que lo intenta, fracasa. El primer día del examen es sobre conocimientos generales: matemáticas, lectura de comprensión, etcétera. Es muy importante que cualquier aspirante demuestre una comprensión total del idioma alemán.

El segundo día es un examen de condición física: correr tres kilómetros en 15 minutos. Todos los aspirantes saben de qué trata cada prueba con anterioridad para que puedan practicar y tener una calificación buena. Es en este día también la prueba más complicada: el examen médico, donde la mayoría reprueba, ya que los examinadores son muy estrictos. Esto es debido a que solo aceptan a los más sanos, ya que la policía de Alemania paga por los gastos médicos desde el momento en que el estudiante ingresa a la universidad.

Finalmente, el tercer día de las pruebas se realiza una entrevista en la que se preguntan conocimientos generales sobre la política de Alemania. Esta etapa es muy fácil, ya que solo se requiere estar un poco informado de lo que pasa en la agenda nacional del país.

La carrera de policía dura seis semestres y no hay posibilidad de hacer un posgrado. Únicamente licenciatura. El programa universitario se divide en teoría y práctica: por un lado se requiere que los estudiantes aprendan sobre psicología, derecho e historia de la policía. El plan de estudios hace hincapié en que los alumnos deben aprender todos los derechos de los ciudadanos y sobre las religiones y culturas en Alemania.

En la parte práctica ejecutamos todo lo aprendido. En esta parte es donde realmente aprende uno a ser policía. Las prácticas se realizan en las escuelas de policía en donde se realizan simulaciones de situaciones críticas. Acompañamos a los policías para ver el trabajo real. Aprenden a pelear, disparar y les imparten clases de manejo rápido en situación de estrés. Al terminar los seis semestres se realiza un entrenamiento en donde el estudiante acompaña a los oficiales todo el tiempo. En Alemania, las patrullas viajan con dos policías y en la parte de entrenamiento, éstas van con dos policías y un pasante.

¿Cómo calificarías el grado de confianza ciudadana que el pueblo alemán mantiene en la policía?

Es alta. La mayor parte de la población confía en nosotros y nos respeta. La confianza ciudadana no es un reto; somos una institución con credibilidad.

En ciertos países, como México, existen los sobornos a las autoridades y policías, ¿qué piensas al respecto?

No sé mucho sobre México, pero el problema es económico. La policía se deja sobornar porque su salario es bajo (un policía del DF gana en promedio 9 mil 500 pesos brutos al mes y un federal, con capacitación de entre seis meses y un año, 18 mil pesos).

En Alemania no pasa eso porque tenemos prohibido aceptar regalos y nuestros salarios son muy competitivos. Si un policía acepta cualquier tipo de remuneración económica, pierde su trabajo. No conozco a nadie que lo haya hecho. No tenemos ninguna necesidad de arriesgar nuestro empleo, ya que la policía paga todo por nosotros y nadie arriesgaría su trabajo de esa forma.