• Regístrate
Estás leyendo: Pide divorcio por ser "infeliz"; tribunal británico se lo niega
Comparte esta noticia
Miércoles , 14.11.2018 / 12:11 Hoy

Pide divorcio por ser "infeliz"; tribunal británico se lo niega

Tini Owens de 68 años, quería separarse definitivamente de su marido porque su matrimonio "estaba roto y sin amor", pero el Tribunal de Reino Unido rechazó su petición y la obliga a seguir casada hasta 2020.
Publicidad
Publicidad

Tini Owens, una mujer británica que alegó ser "infeliz" en su matrimonio, no podrá divorciarse de su marido, Hugh Owens, después de que el Tribunal Supremo del Reino Unido haya denegado su petición. 

El organismo judicial al que recurrió en última instancia rechazó por unanimidad su petición de divorcio de su esposo, con quien lleva casada 40 años

Owens, de 68 años, argumentó que quería separarse definitivamente de su marido, de 80 años, porque su matrimonio "estaba roto y sin amor", una decisión a la que él se opone firmemente. 

Aunque, según su testimonio, se había planteado el divorcio ya en el año 2012, no fue hasta febrero de 2015 cuando decidió pedirlo en el juzgado después de dejar el domicilio que ambos compartían. 

La decisión del Tribunal obliga a la pareja a permanecer unida en matrimonio hasta 2020, cuando se hayan cumplido cinco años de separados. 

Según la solicitante, su marido tiene una "conducta irrazonable", motivo por el cual no quiere seguir casada con él. 

Sin embargo, el esposo se niega a divorciarse y desmiente los cambios en su comportamiento, alegando que, si su matrimonio no tiene solución, es porque ella tiene alguna aventura o está "aburrida". 

De acuerdo con el Acta de Causas Matrimoniales de 1973, en el Reino Unido un matrimonio puede considerarse "irremediablemente roto" por cinco motivos: adulterio, una conducta irrazonable, abandono (tras dos años de deserción) o una separación de dos años en un divorcio consensuado y de cinco, en el caso de un divorcio disputado

Tras dar a conocer su decisión, la presidenta del Tribunal Supremo, Brenda Hale, reconoció que el caso es "muy controvertido" pero que "cambiar la ley" no es una labor de los juzgados. 

Especialistas consultados por los medios británicos consideraron que el Parlamento debe modificar y actualizar la ley de divorcio vigente en el Reino Unido, para evitar situaciones como esta. 

Por su parte, uno de los abogados de Tini Owens, Simon Beccle, aseguró que su cliente "está devastada por la decisión, que implica que no podrá seguir con su vida ni obtener la independencia total del señor Owens". 

Los abogados de la solicitante agregaron que ella no debería verse obligada a probar que la conducta del "señor Owens estaba siendo irrazonable". 

"No se debería esperar razonablemente que la señora Owens permaneciera con su marido", sentenciaron, dado que ella no desea continuar a su lado

Tini y Hugh Owens, residentes en Broadway, Worcestershire (Inglaterra), se casaron en 1978. La mujer pidió en 2015 el divorcio de su marido, con quien tiene dos hijos, pero se lo denegaron. 

En el último año, otros tres jueces de los tribunales de apelación fallaron en contra de la mujer, alegando que esta no había logrado establecer en términos legales la "ruptura irremediable" de su matrimonio.

JOS

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.