La justicia publica toda la pesquisa del fiscal Nisman

Cristina Fernández y otros funcionarios están implicados en plan para “dotar de impunidad” a atacantes de mutual judía.
El abogado de 51 años fue nombrado encargado del caso en 2004 por Néstor Kirchner.
El abogado de 51 años fue nombrado encargado del caso en 2004 por Néstor Kirchner. (Cézaro de Luca/AFP)

Buenos Aires

La sociedad argentina conoció anoche en forma completa la denuncia que llevaba adelante el fallecido fiscal del caso por el atentado contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), Alberto Nisman, contra la presidenta Cristina Fernández de Kirchner por encubrimiento.

En el escrito, difundido en forma sorpresiva por la Corte Suprema de Justicia, el fiscal consideró que la jefa de Estado, el canciller Héctor Timerman, el diputado nacional oficialista Andrés Larroque y otros líderes allegados al gobierno participaron en un "plan delictivo destinado a dotar de impunidad a los imputados de nacionalidad iraní acusados" de atentar contra la mutual judía en 1994.

La difusión de la denuncia completa fue posible luego de que la presidenta Kirchner ordenara el lunes, tras la muerte de Nisman, el levantamiento del secreto dispuesto por la Secretaría de Inteligencia.

Según el texto, el objetivo del encubrimiento era lograr que los iraníes "eludan la investigación y se sustraigan de la acción de la justicia argentina, con competencia en el caso" por el ataque terrorista.

En forma inesperada, la Corte Suprema decidió difundir en su portal de noticias la totalidad de la denuncia. De inmediato, el sitio colapsó por las visitas recibidas.

Los principales diarios argentinos, sin embargo, lograron publicar algunas partes de la denuncia. En uno de sus párrafos se menciona que la decisión de poner en práctica el "plan" fue "tomada por la cabeza del poder ejecutivo", la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, e instrumentada principalmente por el canciller Héctor Timerman, por cierto un judío practicante.

"Las pruebas examinadas revelan la intervención activa en el plan encubridor de varios sujetos con distintos grados de participación y responsabilidad que la pesquisa deberá precisar, entre los que cabe mencionar a Luis Ángel D'Elía, Fernando Esteche, Jorge Yussuf Khalil, el diputado Andrés Larroque, el doctor Héctor Yrimia y un individuo identificado como 'Allan'", indicó la denuncia.

El miércoles último Nisman presentó a la prensa un resumen de su acusación contra la presidenta, pero evitó exponer el contenido completo para no violar el secreto de Estado.

Según había adelantado, la investigación contenía transcripciones de grabaciones telefónicas realizadas por agentes de inteligencia cuyos nombres, mencionados en el caso, no podían trascender porque así lo impide la ley argentina.

Estos detalles iban a ser presentados por Nisman el lunes en una sesión cerrada ante legisladores de oposición, pero su cuerpo sin vida, con un balazo en la sien, fue hallado la víspera en el baño de su departamento, ubicado en una de las zonas más lujosas y vigiladas de la capital, Puerto Madero (centro).

El fiscal Natalio Alberto Nisman, de 51 años, dedicó los últimos 11 años de su vida, a pedido del ex presidente Néstor Kirchner, de quien la actual presidenta es su viuda, a investigar el atentado contra la AMIA.

Adquirió experiencia como fiscal en los tribunales de la localidad bonaerense de Morón (22 km al oeste de la capital) y participó entre 2001 y 2003 en el primer juicio de la causa por el ataque terrorista, que causó la muerte de 85 personas y redujo a escombros la sede de la AMIA.

Tanto la Justicia como la comunidad judía de Argentina responsabilizaron a Irán y al movimiento chiita libanés Hezbulá del atentado, en concreto al jefe del servicio exterior de ese grupo, Emad Mughniye.

Mughniye, que también figuraba entre los acusados por el ataque contra la embajada israelí en Buenos Aires en 1992 (29 muertos), fue asesinado el 12 de febrero de 2008 en Damasco (Siria).

Profesor universitario de Derecho Penal y Procesal, Nisman se especializó como fiscal en terrorismo internacional, narcotráfico, lavado de dinero, fraudes al Estado, tráfico de armas y explosivos.

Tras interponer la presentación judicial la semana pasada, Nisman compareció ante un grupo de periodistas visiblemente nervioso, dijo que temía por su vida y que había advertido a su hija mayor, de 15 años, que en los siguientes días iba a escuchar "cosas tremendas" sobre su persona.