Perú no descarta romper con la "dictadura" venezolana

El ministro de Exterior peruano, Ricardo Luna, dijo que su país esperará los resultados de la reunión de cancilleres del próximo martes, en Lima, "pero que todas las opciones están en la mesa".
El presidente Pedro Pablo Kuczynski expresó su absoluta indignación por el caso.
El presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, considera inaceptable la crisis provocada por el gobierno venezolano. (AP)

Lima

El gobierno de Perú no descarta romper relaciones diplomáticas con la "dictadura" del presidente venezolano Nicolás Maduro, afirmó el ministro del Exterior peruano, Ricardo Luna, quien aclaró sin embargo que se esperarán primero los resultados de la reunión de cancilleres del próximo martes en Lima.

"Todas las opciones están sobre la mesa", respondió Luna cuando un reportero le preguntó si el Perú podría romper las relaciones.

TE RECOMENDAMOS: Nicolás Maduro califica a Peña de "cobarde" 

El gobierno de Pedro Pablo Kuczynski, uno de los más duros en el área frente a Maduro, convocó a una reunión de cancilleres para analizar el tema. Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá y Paraguay ya confirmaron su presencia.

Según fuentes de la Cancillería, Estados Unidos no fue invitado intencionalmente para evitar que Maduro alegue que es Washington el que promueve la reunión.

“Vamos a contemplar cuál es el ánimo de los países que participen y, en función de eso, (veremos) qué se puede hacer colectivamente", señaló Luma.

"Eso no nos amarra o condiciona a una decisión unilateral que se tomará en su debido momento", aclaró sin embargo en referencia a la posible ruptura de relaciones.

Perú retiró hace varios meses a su embajador en Caracas, pero las relaciones se mantienen y el embajador de Venezuela, Diego Molero, sigue en Lima pese los pedidos de la oposición de derecha de que el gobierno de Kuczynski lo declare non grato y lo exhorte a marcharse.

De otro lado, el Congreso del Perú aprobó hoy, por 73 votos contra nueve, una moción de rechazo al Gobierno de Maduro. 

Los votos en contra llegaron desde el grupo izquierdista Frente Amplio (FA), cuyos portavoces criticaron a Maduro, pero consideraron que también se debería condenar el "terrorismo" de sectores de la oposición venezolana y cuestionaron que las críticas lleguen de parte de seguidores del ex presidente peruano Alberto Fujimori, quien, recordaron, también violó el orden constitucional.

El debate tuvo momentos ásperos por la negativa del presidente del Congreso, Luis Galarreta, de darle la palabra a 10 congresistas que se retiraron del FA por desacuerdos internos, tras considerar que al no ser una bancada no tienen derecho a voz en ese tipo de plenos. 


jamj