Fujimori es internado otra vez por problemas de salud

El encarcelado ex presidente peruano Alberto Fujimori fue trasladado de emergencia a una clínica de Lima luego de sufrir una taquicardia.
Alberto Fujimori cumplirá 75 años de edad el 28 de julio.
El ex presidente sufre de problemas de tensión, de depresión y de la aparición de lesiones en la boca con potencial cancerígeno. (Archivo)

Lima

El encarcelado ex presidente peruano Alberto Fujimori fue trasladado hoy de emergencia a una clínica de Lima tras sufrir una taquicardia, mientras el actual presidente, Pedro Pablo Kuczynski, reiteró que no evalúa actualmente su indulto, reclamado por los portavoces del partido fujimorista Fuerza Popular.

El ex congresista fujimorista de Fuerza Popular, Alejandro Aguinaga, médico personal de Fujimori, contó al diario El Comercio que el ex presidente sintió sobre las 05.00 hora local (10.00 GMT) que "tenía el corazón muy acelerado", por lo que dedujo que "estaba padeciendo una taquicardia".

TE RECOMENDAMOS: Condenan en Perú a ex jefe militar y de inteligencia por desapariciones 

Aguinaga consideró que la salud de Fujimori, de 78 años, se alteró con el debate suscitado en la opinión pública en torno su eventual indulto, un beneficio extraordinario que únicamente puede otorgar el actual presidente.

"Ayer lo he visitado y he tratado de hablarle de temas ajenos a la política, pero recibe también a otras personas que le comentan de todo", añadió Aguinaga, cuyo paciente purga una condena de 25 años de prisión por violaciones de los derechos humanos y corrupción.

El episodio de taquicardia se produjo un día después de que la Comisión de Justicia y Derechos Humanos del Congreso de Perú, donde Fuerza Popular tiene mayoría absoluta, archivó el mismo martes un proyecto de ley que planteaba la prisión domiciliaria para los sentenciados mayores de 75 años.

Los portavoces de Fuerza Popular explicaron previamente que no apoyarían esa iniciativa legislativa porque consideraban que estaba redactada a medida de Fujimori y porque la intención del ex presidente es lograr la libertad, y no seguir recluido en otro espacio.

Fujimori fue internado en la Clínica Centenario Peruano Japonesa, uno de los centros médicos a donde es trasladado periódicamente para tratarse algunos males crónicos que padece, como una hernia, hipertensión, gastritis y unas lesiones en la lengua, conocidas como leucoplasia, de las que fue operado hasta en seis ocasiones.

Al enterarse del estado de salud de Fujimori, Kuczynski le deseó lo mejor y comentó que la taquicardia puede estar relacionada con la presión alta que padece habitualmente.

"El indulto nada tiene que ver con eso. Yo sigo la ley y no estoy evaluando nada", sentenció Kuczynski mientras visitaba obras de reconstrucción en Piura, una de las regiones del país más afectadas por las recientes inundaciones.

Fujimori escribió en Twitter este lunes desde su celda que solo muriendo o siendo un enfermo terminal podría salir en libertad.

TE RECOMENDAMOS: Liberar a Alberto Fujimori, entre las opciones de Kuczynski 

La ministra de Justicia y Derechos Humanos, María Soledad Pérez Tello, explicó en abril que Fujimori no reúne las condiciones para un indulto humanitario porque no tiene una enfermedad terminal ni otra que se agrave por sus condiciones carcelarias.

El ex presidente, que gobernó de 1990 a 2000, es el único recluso de una prisión construida expresamente para albergarlo, en la base de la Dirección de Operaciones Especiales (Diroes) de la Policía Nacional del Perú (PNP), y cuenta con asistencia médica permanente.

Sus problemas médicos le llevaron a presentar hasta ahora dos solicitudes de indulto humanitario, la primera rechazada en 2013 por el entonces presidente Ollanta Humala y la segunda el año pasado, cuyo trámite abandonó cuando Kuczynski anunció que no tenía intención de indultarlo.

Fujimori fue condenado en 2009 por la matanza de Barrios Altos (1991) y La Cantuta (1992), donde murieron 25 personas a manos del grupo militar encubierto Colina, y por los secuestros del empresario Samuel Dyer y del periodista Gustavo Gorriti, después del autogolpe de Estado que dio el 5 de abril de 1992. 


jamj