Unas 400 personas en Madaya necesitan ser evacuadas esta noche

El embajador de Nueva Zelanda ante la ONU denunció la gravísima situación de los civiles en la ciudad siria, sitiada por las fuerzas de Asad y a la que hoy llegó un primer convoy con ayuda ...
Un convoy de la Media Luna Roja siria, con ayuda humanitaria, en las afueras de la ciudad de Madaya, ciudad sitiada por el ejército sirio
Un convoy de la Media Luna Roja siria, con ayuda humanitaria, en las afueras de la ciudad de Madaya, ciudad sitiada por el ejército sirio (AFP)

Nueva York, París

Unos 400 civiles de la sitiada ciudad siria de Madaya "necesitan ser evacuados de manera urgente esta noche", dijo hoy el embajador de Nueva Zelanda ante Naciones Unidas, Gerard van Bohemen.

El diplomático se expresó al término de una ronda de consultas en el Consejo de Seguridad de la ONU sobre la situación en esta ciudad ocupada por los grupos rebeldes y sitiada desde hace seis meses por las tropas leales al presidente Bashar al Asad, a la cual llegó hoy un primer convoy con ayuda humanitaria.

Los embajadores de los quince países integrantes del Consejo fueron informados sobre la situación en Siria por el responsable de operaciones humanitarias de la ONU, Stephen o'Brien.

Van Bohemen no precisó las razones de su pedido urgente de evacuación, limitándose a señalar que las personas involucradas se hallaban "en situación crítica". La población de Madaya padece hambruna tras seis meses de asedio, según organizaciones humanitarias.

"Es importante apuntar que sitiar (a una población civil) con el objetivo de hacerla pasar hambre es un crimen de guerra", subrayó el embajador español Román Ozargún Marchesi, quien calificó sin embargo de "positiva" la autorización dada por el gobierno sirio para que Madaya sea abastecida.

España y Nueva Zelanda, así como Francia, habían solicitado la realización de esta ronda de consultas del Consejo, que "continuará monitoreando la situación", según dijo el diplomático español.

El embajador francés François Delattre pidió una reunión pública del Consejo de Seguridad sobre la suerte de las ciudades sirias sitiadas, en las que según la ONU unas 400 mil personas se hallan bajo el fuego cruzado de las tropas del presidente Bashar al Asad y los grupos rebeldes, y sobre la situación humanitaria en el país.

Los primeros camiones con alimentos, medicamentos y frazadas llegaron hoy a Madaya. "Debe tratarse de un comienzo, no sólo de una operación puntual", dijo Gerard van Bohemen.

Oposición rechaza negociar

De otra parte, el coordinador general de la oposición siria, Riad Hijab, declaró hoy que no podrá haber negociaciones con el régimen sirio mientras "fuerzas extranjeras" bombardeen el país. "No podemos negociar con el régimen mientras que haya fuerzas extranjeras que bombardean al pueblo sirio", dijo Hijab, en declaraciones hechas tras reunirse con el presidente francés, François Hollande, en el palacio del Elíseo.

Evocó al respecto un supuesto bombardeo de la aviación rusa que alcanzó hoy una escuela. Hijab fue recibido por Hollande en preludio de las negociaciones de paz que deben abrirse el 25 de enero en Ginebra entre el régimen y la oposición sirios, con el objetivo de organizar una autoridad de transición para poner fin al conflicto que afecta el país desde hace cinco años.

"Nosotros queremos negociar, somos totalmente serios, pero para eso, es necesario que las condiciones lo permitan", dijo. Riad Hijab evocó una "matanza" cometida en el noroeste de Alepo, donde -dijo- "tres escuelas fueron bombardeadas por los rusos", "más de 35 niños murieron" y decenas de otros "están todavía bajo los escombros". Hubo también "decenas de heridos".

El Observatorio sirio de los Derechos Humanos (OSDH) dio cuenta, por su parte, de doce colegiales y tres adultos muertos en ese bombardeo de una escuela en una localidad de la provincia rebelde de Alepo.

Por su parte, François Hollande advirtió al régimen sirio que su "voluntad de negociar" será "juzgada en función del cese de sus bombardeos indiscriminados y de su política destinada a hambrear ciudades enteras indicó un comunicado de la presidencia tras la reunión con Hijab.

Hollande pidió "la puesta en marcha de medidas humanitarias inmediatas, en prioridad en las zonas sitiadas, sobre todo Madaya, a fin de construir las condiciones de un alto el fuego fiable", según el comunicado.