Unas 50 mil personas marchan en Lima contra candidatura de Keiko Fujimori

Además de en la capital del Perú, cientos de personas marcharon en provincias para rechazar las aspiraciones presidenciales de la hija del ex presidente, hoy encarcelado, a 24 años de su autogolpe.
Activistas contrarios a Keiko Fujimori se hicieron presentes por miles durante la manifestación de esta noche en Lima
Activistas contrarios a Keiko Fujimori se hicieron presentes por miles durante la manifestación de esta noche en Lima (AFP)

Lima

Unas 50 mil personas en Lima y cientos en provincias marcharon el martes en rechazo a la candidatura presidencial de la favorita Keiko Fujimori, convocada el mismo día en que se cumplen 24 años del autogolpe de Estado que dio su padre en Perú.

Al grito de "Fujimori nunca más", una multitud, mayoritariamente de jóvenes, se concentró en la Plaza San Martín del centro de la capital, provista de pancartas y una bandera peruana gigante, para hacer un recorrido de tres kilómetros por calles de Lima que acabó en el mismo lugar de inicio con arengas llamando a no votar por Keiko Fujimori.

Ver pasar la manifestación de principio a fin tomó poco más de una hora, en un recorrido en el que no se registraron incidentes violentos. La protesta se produjo a cinco días de que se celebren las elecciones. "Quiero que en el mundo se sepa que los peruanos estamos indignados ante la posibilidad de que la hija de un corrupto sea presidenta", dijo a la AFP la profesora Patricia Salazar, de 57 años.

La marcha estaba resguardada por unos 2,500 policías y se desarrolló en forma pacífica. Según informó a la AFP una funcionaria de la Oficina Nacional de Gobierno Interior (Onagi), encargada de las autorizaciones de actividades públicas, unas 50 mil personas participaron en la protesta en Lima.

El padre de Keiko, Alberto Fujimori, que gobernó entre 1990 y 2000, es el primer presidente peruano condenado por corrupción y crímenes de lesa humanidad en cerca de un siglo. Purga una condena de 25 años.

Keiko suspende actividades

Ante la convocatoria, Keiko Fujimori resolvió suspender todas sus actividades partidarias de la jornada, y pidió a sus simpatizantes hacer lo propio y cerrar locales para evitar incidentes.

El 5 de abril de 1992 el entonces presidente Fujimori disolvió el Congreso opositor y asumió plenos poderes hasta que se reeligió en julio de 1995 para un segundo período. El pretexto fue la lucha contra el terrorismo y las guerrillas del maoísta Sendero Luminoso y el guevarista MRTA.

Volvió a ser electo en julio del 2000 pero debió renunciar en noviembre de ese año desde Japón, en medio de un escándalo de corrupción que involucró compra de votos de parlamentarios y de líneas editoriales de algunos medios. Uno de los secuestrados el día del autogolpe fue el periodista Gustavo Gorriti, quien estuvo en la marcha en Lima.

"El estar aquí no significa estar a favor de ningún partido en especial, significa estar dispuestos a defender la democracia", dijo Gorriti a la prensa. Se trata de una protesta mayoritariamente ciudadana, con escasa presencia de políticos.

En provincias

En ciudades como Chimbote y Chiclayo (norte), Cusco y Puno (sureste), Iquitos (nororiente) y Huancayo (centro), cientos de personas se congregaron para participar de la protesta, según reportes de prensa.

"Por todos los antecedentes funestos del fujimorismo en el Perú, por los años de corrupción y dictadura de su padre, el encarcelado ex presidente Alberto Fujimori; y por muchas otras razones, ahora decimos Keiko no va", declaró a la prensa Wenceslao Risco Zúñiga, dirigente vecinal de Nuevo Chimbote.

La manifestación contó con la opinión favorable del presidente Ollanta Humala, un comandante en retiro del Ejercito quien en octubre del 2000 encabezó un levantamiento contra Fujimori junto a un puñado de soldados exigiendo su renuncia.

"Me da satisfacción ver que miles de jóvenes saldrán a marchar contra la dictadura y a favor de la democracia", dijo Humala la noche del lunes en una entrevista a Latina TV. "Esto es parte de la memoria del país. Un pueblo que olvida su historia está condenada a repetirla", agregó el mandatario, quien deja el poder el 28 de julio con baja popularidad y sin que su agrupación, el Partido Nacionalista, presente candidato para sucederlo.

La hija de Alberto Fujimori puede convertirse a los 40 años en la primera mujer en ser elegida presidente de Perú si consigue más del 50% de los votos el 10 de abril. Keiko lidera todos los sondeos con más del 30% de preferencias. Una segunda vuelta está prevista para el 5 de junio.

Según un sondeo difundido el domingo por Ipsos, el último que la ley permite difundir a una semana de las elecciones, la conservadora Fujimori ratifica su liderato con 34.4%, seguida por un empate técnico entre el derechista Pedro Pablo Kuczynski (16.8%) y la izquierdista Verónika Mendoza (15.5%).