Irán acusa formalmente de espía a periodista del 'WP'

Jason Rezaian, de 39 años, se encuentra detenido desde julio pasado y ayer se le inculpó por "colaboración con gobiernos hostiles" a Teherán; un cargo "absurdo", según Washington.
El corresponsal Rezaian, que sufre de problemas de salud, mantiene “la moral alta”, informó su abogada.
El corresponsal Rezaian, que sufre de problemas de salud, mantiene “la moral alta”, informó su abogada. (Vahid Salemi/AP)

Washington y Teherán

El corresponsal del diario estadunidense Washington Post en Irán, Jason Rezaian, detenido desde hace nueve meses, fue acusado formalmente de "espionaje" y "colaboración con gobiernos hostiles" a Teherán, un caso que podría elevar la tensión con Washington.

El vocero de la Casa Blanca, Josh Earnest, pese a admitir que aún no se había recibido ninguna confirmación oficial, consideró que "si las informaciones son exactas, las acusaciones son absurdas y deberían ser inmediatamente retiradas".

Poco antes, el editor en jefe del diario, Martin Baron, calificó de "absurdas y abyectas" las acusaciones reveladas por la abogada de Rezaian, Leila Ahsan, quien pudo reunirse ayer por primera vez con su cliente, luego de hacerse cargo del caso a principios de marzo.

Jason Rezaian fue arrestado el 22 de julio de 2014 en su domicilio de Teherán junto a su esposa, la también periodista Yeganeh Salehi, quien fue liberada posteriormente bajo fianza.

"Sabemos que Jason y su abogada Leila Ahsan, se preparan para el juicio que, si es llevado a cabo de manera equitativa, permitirá probar a Irán y al resto del mundo que estos cargos son absurdos y calumniosos", añadió Baron.

Hasta ahora, se desconocían los cargos que pesaban contra él, pero la prensa conservadora iraní evocó recientemente acusaciones de transmisión de información de tipo económico a la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de EU

"Está acusado de hacerse con informaciones confidenciales y de propaganda contra la República Islámica", explicó la letrada y dijo que los cargos no se basan en "hechos probados".

Rezaian "es un periodista y la naturaleza de ese trabajo es acceder a informaciones y publicarlas", dijo Ahsan, tras matizar que su cliente "no había tenido acceso a informaciones confidenciales ni de forma directa ni indirecta".

La abogada, que pidió acceder al expediente completo de su cliente, considera que las acusaciones de colaboración no se sostienen, ya que "según el derecho internacional, Irán y Estados Unidos no son considerados países hostiles" entre sí, ya que no se encuentran en estado de guerra.

El corresponsal, que sufre problemas de salud desde su detención, mantiene "la moral alta", dijo Ahsan, quien ya ha hecho varias peticiones de liberación bajo fianza, todas rechazadas.

Por el momento, no se ha anunciado una fecha para el juicio.

Un expediente voluminoso

Un alto responsable de la justicia iraní dijo que el expediente del periodista, de 39 años, con doble nacionalidad estadunidense e iraní, era "voluminoso" e incluía "distintos aspectos" a considerar.

El caso fue transferido en enero al Tribunal Revolucionario, generalmente encargado de juzgar los crímenes políticos y de seguridad nacional.

La detención de Rezaian, que se encuentra preso en la cárcel de Evin, en el norte de la capital iraní, ha provocado nuevas tensiones entre Irán y Estados Unidos, en un momento en que los dos países, que rompieron sus relaciones diplomáticas tras el triunfo de la Revolución Islámica en 1979, se encuentran inmersos en complejas pero prometedoras negociaciones sobre el programa nuclear de Teherán.

En marzo, el presidente estadunidense, Barack Obama, quien se reunió ayer con el príncipe heredero de Abu Dabi, Mohamed bin Zayed Nayhan, en el Despacho Oval de la Casa Blanca, en Washington, para hablar de campaña contra el Estado Islámico (EI) y el acuerdo nuclear con Irán, llamó al gobierno de Teherán a liberar al periodista. Pero Irán, que no reconoce su doble nacionalidad, considera que el caso atañe solo a Teherán.

El jefe de la diplomacia iraní, Mohamad Javad Zarif, afirmó que sobre Rezaian acusaciones "serias" y pidió que se deje "actuar a la justicia sin tratar de interferir".

En tanto, en Washington, se informó de la detención la noche del domingo de un hombre de 54 años, que saltó sin problemas una reja de la Casa Blanca llevando un paquete sospechoso, informó el Servicio Secreto.

Brian Leary, vocero del Servicio Secreto, dijo que Jerome Hunt, de California, fue detenido por agentes y que el paquete que llevaba consigo no suponía amenaza alguna.