• Regístrate
Estás leyendo:
Comparte esta noticia
Martes , 19.06.2018 / 02:53 Hoy

Perfil: Marcos Peña, jefe de gabinete de Mauricio Macri

Este joven cerebro de la política argentina, principal estratega de la campaña que llevó al candidato derechista a la presidencia de Argentina, comandará el gobierno desde el 10 de diciembre.

Publicidad
Publicidad

Aldana Vales

Hombre fuerte en el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires y principal estratega en la campaña que llevó a Mauricio Macri a la Presidencia argentina, Marcos Peña será ahora el encargado de comandar el nuevo gabinete de ministros que asumirá el próximo 10 de diciembre.

Especialista en evitar los conflictos a lo largo de su carrera política, Peña dio a la campaña electoral de Macri una impronta de diálogo y atmósfera positiva, cuando todos esperaban un estilo agresivo contra el oficialismo.

Este politólogo de 38 años cree en la "vocación de apertura" de Macri. "Convocaremos a todos", le dijo a Efe cuando todavía faltaban pocos días para la segunda vuelta del pasado 22 de noviembre.

Peña es el menor de cinco hermanos. Su padre, Félix, un especialista en comercio exterior que trabajó en el Banco Interamericano de Desarrollo. Su madre, Clara Braun, una catequista.

Por el trabajo del padre, la familia vivió en Estados Unidos y Peña estudió en la Way Side Elementary School de Potomac, en Maryland. De vuelta en Buenos Aires, terminó sus estudios en el colegio Champagnat de la capital argentina.

Egresado de la licenciatura en Ciencias Políticas en la Universidad Torcuato Di Tella, fue "voluntario" en la campaña presidencial de José Octavio Bordón, candidato del Frente País Solidario (FrePaSo) que compitió, sin éxito, contra Carlos Menem en 1995.

Su candidato perdió, pero Peña igualmente trabajó en el Gobierno menemista como voluntario en la Subsecretaría de Comercio Exterior junto a su padre. Alcanzó un lugar en la Legislatura de la ciudad de Buenos Aires en 2003. Con 26 años, Peña se convirtió en el legislador porteño más joven al momento de su elección.

En 2002, ya había empezado a trabajar con Macri, desde la Fundación Creer y Crecer, en la fallida campaña del ahora presidente electo para llegar a la Alcaldía. También ese año, mientras trabajaba en la gestación de Compromiso para el cambio, conoció a la periodista Luciana Mantero, con quien se casó y tuvo dos hijos.

Tras la conformación de Propuesta Republicana, el partido liderado por Macri que surgió de Compromiso por el Cambio, Peña encabezó la lista de legisladores porteños en 2005.

Finalmente, en 2007, Macri logró convertirse en alcalde de Buenos Aires y lo convocó como secretario general del Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, rol que ha cumplido durante los últimos ocho años, con perfil bajo pero con protagonismo. Manejo de la comunicación del Gobierno, estrategias políticas, análisis de encuestas... De todo se ha encargado Peña en estos años en la Alcaldía.

Macri lo ha consultado a diario, sumándolo a su mesa chica. Al proponerse llegar a la Casa Rosada, puso a Peña al mando decisiones estratégicas, que muchas veces ha aceptado sin estar totalmente de acuerdo.

Dos son las principales decisiones que ha tomado: en 2011, convenció a Macri de buscar la reelección en la capital argentina y evitar aventurarse en una candidatura presidencial contra la buena imagen que tenía Cristina Fernández ese año.

A comienzos de este año y contra la opinión de varios dirigentes de Pro, también se negó a un acuerdo electoral con el peronista disidente Sergio Massa. "Hoy Macri es uno de los líderes más importantes de Argentina a nivel regional. Es un dirigente político que expresa una nueva época y ese liderazgo va más allá de un cargo", le decía a Efe en vísperas del triunfo del líder de Cambiemos.

A partir del próximo 10 de diciembre, Peña será el jefe de Gabinete de ministros, el rol que, en Argentina, tiene verdaderamente a cargo la administración del Estado.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.