• Regístrate
Estás leyendo: Partidos de izquierda españoles acuerdan iniciar diálogo para posible pacto
Comparte esta noticia
Miércoles , 18.07.2018 / 10:34 Hoy

Partidos de izquierda españoles acuerdan iniciar diálogo para posible pacto

Un día después de que el primer ministro Rajoy mostrara su convencimiento de que habrá nuevos comicios, PSOE muestra su disposición a pactar con Podemos, Compromís e Izquierda Unida.

Publicidad
Publicidad

EFE

Los partidos de izquierda españoles acordaron hoy iniciar una negociación conjunta para alcanzar un pacto y formar un Gobierno de alternativa al PP (centroderecha), un día después de que el presidente en funciones, Mariano Rajoy, se mostrara convencido de que será necesario celebrar nuevos comicios.

Aunque estas declaraciones de Rajoy fueron captadas ayer por las cámaras en Bruselas en una conversación con el primer ministro británico, David Cameron, la vicepresidenta española Soraya Sáenz de Santamaría aseguró hoy que el objetivo del presidente en funciones es formar un Gobierno "de amplia mayoría parlamentaria" junto a socialistas (PSOE) y liberales (Ciudadanos).

Mañana se cumplen dos meses de las elecciones legislativas que dieron como ganador al PP (centroderecha, en el poder) con 123 diputados, seguido por el PSOE con noventa, y los emergentes Podemos (izquierda, 65 escaños); y Ciudadanos (liberales, 40), y el resto de escaños repartidos entre fuerzas de izquierda y nacionalistas, en un Cámara baja formado por 350 diputados.

Esta oferta de gran coalición ha sido rechazada en numerosas ocasiones por los socialistas, por la vinculación del PP y de Rajoy con casos de corrupción y el rechazo que esta alianza generaría entre su electorado.

Sánchez está convencido, y así lo anunció cuando aceptó el encargo del rey Felipe VI de someterse a investidura, de la posibilidad de llegar a un acuerdo con formaciones progresistas para alcanzar un gobierno de alternativa al PP y de carácter estable.

Sin embargo, la negociación de esta posible coalición ha estado bloqueada hasta hoy por el desacuerdo entre el líder de Podemos, Pablo Iglesias, y el socialista Pedro Sánchez, a sentarse a dialogar, ya que la formación emergente ponía como condición que el PSOE cesara sus conversaciones con Ciudadanos.

Por otro lado, la aceptación de los socialistas de esta negociación a cuatro bandas llega un día después de que Iglesias aceptara que fueran los equipos negociadores quienes iniciaran el diálogo, cuando su objetivo era reunirse a solas con Sánchez y negociar su oferta de un Ejecutivo en coalición presidido por el socialista y en el que él fuera el vicepresidente.

"Ahora más que nunca es importante el diálogo y el entendimiento", señaló el candidato a presidir el Ejecutivo español en su cuenta de Twitter. El líder socialista resalta en la carta en que acepta la oferta de reunión en "la necesidad" de mantener un "proceso de diálogo" entre los partidos progresistas en el que todos identifiquen propuestas que comparten y alcanzar así un acuerdo de investidura.

Por su parte, Iglesias se mostró hoy optimista respecto a los resultados que pudiera alumbrar esta reunión de partidos de izquierdas. "Abre expectativas" para pensar que "pronto España tendrá un Gobierno plural y progresista", dijo Iglesias, quien rehusó que se limite a un pacto de investidura y pidió un Gobierno de coalición en el que él sería el vicepresidente.

La cita se celebrará probablemente la semana que viene, aunque todavía sin fecha fija, y a ella asistirán, además de socialistas y Podemos, los partidos Compromís e IU-Unidad Popular.

Uno de los principales escollos de estas negociaciones es la propuesta de Podemos de celebrar una consulta vinculante en Cataluña sobre la independencia de la región, una opción que los socialistas rechazan y que la Ejecutiva socialista ha marcado como línea roja ante un posible pacto.

A la fecha de investidura del próximo 2 de marzo se suma el compromiso adquirido por socialistas y Podemos de consultar a sus bases cualquier posible pacto, y que en el caso de los socialistas maneja la fecha del próximo sábado, 27 de febrero.

En paralelo, los socialistas se muestran confiados de alcanzar un acuerdo con Ciudadanos para que apoye la investidura de Sánchez, algo que suscita reticencias entre las formaciones de izquierda, mientras que el Partido Popular anunció que votaría en contra de cualquier opción que no fuera su propuesta ni la facilitarían con la abstención.

La sesión de investidura de Sánchez está fijada para el próximo 2 de marzo. En una primera votación requeriría mayoría absoluta para alcanzar la presidencia y, en caso de que no lo consiga, se producirá una segunda votación, en el plazo de 48 horas, en la que le bastaría más síes que noes.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.