Servicio de trenes intenta volver a la normalidad en Alemania

El consorcio Deutsche Bahn (Trenes Alemanes) informó este martes que se han producido algunos leves retrasos en trenes de cercanías y de larga distancia, pero que poco a poco todo vuelve a la ...

Berlín

El servicio de trenes y tranvías en Alemania intenta hoy recuperar la normalidad pese algunos retrasos, tras el paro preventivo de tres horas realizado este lunes por maquinistas.

El consorcio Deutsche Bahn (Trenes Alemanes) informó este martes que se han producido algunos leves retrasos en trenes de cercanías y de larga distancia, pero que poco a poco todo vuelve a la normalidad.

El sindicato de maquinistas rechazó el lunes una nueva oferta que le había planteado la compañía Deutsche Bahn convocando un parón de tres horas, entre las 18:00 y las 20:00 horas locales, momento en el que los viajeros regresan a casa tras el trabajo.

Los retrasos afectaron a los trenes de cercanías que operan en las ciudades de Berlín, Hamburgo, Hannover, Frankfurt del Meno, Múnich y Stuttgart, así como los trenes que comunican el estado federado de Renania del Norte-Westfalia, en el centro oeste del país.

El paro del servicio causó molestias principalmente a los viajeros de larga distancia que tuvieron que esperar durante horas en las estaciones, señaló la compañía de trenes. La empresa Deutsche Bahn aseguró que la huelga preventiva de tres horas afectó a unos 10 mil pasajeros.

Además no se descartan nuevos paros en los próximos días si la empresa no presenta una oferta que satisfaga a los empleados. En el conflicto, además de la exigencia de mejoras salariales, también se mezcla un enfrentamiento entre los sindicatos GDL y EVG.

El sindicato de maquinistas GDL, el mayoritario, reclama un cinco por ciento de aumento salarial y una reducción de dos horas de trabajo a la semana. También considera "absolutamente necesario" limitar el número de horas extra que trabajan los maquinistas.