Gobernará nuevo presidente de Panamá sin mayoría en el Parlamento

El virtual presidente electo de Panamá, Juan Carlos Varela tendrá que lidiar con un Parlamento en el que el partido mayoritario será el Cambio Democrático
El virtual presidente electo de Panamá, Juan Carlos Varela
El virtual presidente electo de Panamá, Juan Carlos Varela (EFE)

Panamá

El virtual presidente electo de Panamá, Juan Carlos Varela, gobernará a partir de 1 de julio próximo sin mayoría en el Parlamento, lo cual lo obligará a lograr consensos con otras fuerzas incluso con la de su rival Ricardo Martinelli.

En un triunfo inesperado porque las encuestas lo colocaban en el tercer lugar de la intención del voto, Varela se impuso con contundencia en las elecciones generales del domingo, postulado por los derechistas Partido Panameñista (PPA) y Popular (PP).

Los resultados otorgaron al ingeniero de 50 años de edad el 39 por ciento de los votos y el 31.6 al oficialista José Domingo Arias del gobernante Cambio Democrático (CD) y el Movimiento Liberal Republicano Nacionalista (Molirena).

De manera también sorpresiva, al tercer lugar fue desplazado el socialdemócrata Partido Revolucionario Democrático (PRD), cuyo aspirante presidencial Juan Carlos Varela, apenas obtuvo el 27.8 por ciento de lo sufragios.

Los otros cuatro candidatos, el líder obrero Genaro López del izquierdista Frente Amplio por la Democracia (FAD), y los independientes Juan Jované, Gerardo Barroso y Esteban Rodríguez, consiguieron en conjunto el 1.14 por ciento del apoyo popular.

Aunque logró conquistar la presidencia con un margen amplio, Varela tendrá que lidiar con un Parlamento en el que el partido mayoritario será el CD, cuyo máximo dirigente es el presidente panameño, el rival más acérrimo del candidato ganador.

El vicepresidente Varela, un ingeniero de 50 años de edad, fue aliado de Martinelli hasta el 30 de agosto de 2011 cuando rompió con el gobierno, al deteriorarse la relación cuando el gobernante incumplió su promesa de apoyar sus aspiraciones presidenciales.

Los datos más recientes del Tribunal Electoral (TE) revelan una férrea lucha por los votos, con 28 diputados obtenidos por el CD y uno de su aliado Molirena; 11 el PPA y uno su acompañante PP; 21 el PRD y uno para un candidato de libre postulación.

Aún quedan por definirse seis diputaciones para la integración de la nueva legislatura de 71 escaños, pero hasta ahora ningún partido logra la mayoría.

Ante este escenario y con la promesa de reformas constitucionales, entre ellas el llamado a una Asamblea Constituyente, Varela reconoció que tendrá que lograr consensos y de hecho en su discurso posterior al triunfo anunció un gobierno de unidad nacional.

El candidato del PRD, que logró su peor actuación en cinco procesos electorales al caer al tercer lugar de la preferencia popular, en tono de acercamiento ofreció a Varela sus propuestas de campaña para aplicarlas en su mandato de cinco años.

El propio Varela indicó que durante la campaña electoral tuvo contactos con sus homólogos opositores ante la eventualidad del escenario político que existirá en el Congreso a partir del próximo 1 de julio.

Varela advirtió que no seguirá los pasos de quien será su antecesor Martinelli, quien en 2009 llegó al parlamento con 14 legisladores pero terminó el poder con 36 diputados, en un fenómeno que la oposición atribuyó al ofrecimiento de dádivas y beneficios.

“Nadie se cambia voluntariamente”, reveló Martinelli cuando fue interrogado sobre el accionar de los diputados de su partido en el próximo periodo.