Papa pide por migrantes y niños en misa de Nochebuena

El pontífice ofició la misa anual en la Basílica de San Pedro, en la que el coro entonó "Gloria" y besó los pies del Niño Jesús.

Roma, Italia

El papa Francisco ofició la misa de Nochebuena en una abarrotada Basílica de San Pedro, con lo que culmina un año marcado por sus peticiones para que el mundo proteja de mejor manera a los inocentes en zona de guerra, a los inmigrantes y a los que viven en extrema pobreza.

Conforme el coro de la Capilla Sixtina entonaba "Gloria" y timbraban las campanas de la Basílica, Francisco inició su procesión al altar detrás de los cardenales ataviados en vestimentas doradas para el servicio en el que se celebra el natalicio de Jesús.

"Dejémonos interpelar por los niños que, hoy, no están recostados en una cuna ni acariciados por el afecto de una madre ni de un padre, sino que yacen (...) en el refugio subterráneo para escapar de los bombardeos, sobre las aceras de una gran ciudad, en el fondo de una barcaza repleta de emigrantes" pidió Francisco.

Este año más de cinco mil personas han muerto al intentar cruzar el Mediterráneo para alcanzar las orillas de Europa.

Miles de sirios desesperados tuvieron que abandonar la asediada Alepo, incluidos niños, ante la reconquista del régimen de la segunda ciudad del país.

"Dejémonos interpelar por los niños a los que no se les deja nacer, por los que lloran porque nadie les sacia su hambre, por los que no tienen en sus manos juguetes, sino armas" añadió el papa argentino.


La misa es el primer evento de magnitud para Francisco en la temporada navideña, que incluirá sus bendiciones al mediodía de Navidad.

AFC