Lamenta Papa violencia por ‘narco’ en México

El papa Francisco dijo a obispos mexicanos en el Vaticano que deben "estar con el pueblo" ante los problemas como el narcotráfico y la migración clandestina.
El Papa Francisco expresó su preocupación por los migrantes en México.
El Papa Francisco expresó su preocupación por los migrantes en México. (María Eugenia Jiménez)

Vaticano

El papa Francisco lamentó los problemas "serios y dolorosos" que padece México por la migración clandestina y la violencia del narcotráfico al recibir en el Vaticano a un centenar de obispos mexicanos, a los que instó a "estar con el pueblo" ante tales fenómenos.

"María no los abandonará ante problemas tan serios y dolorosos... Hijos que atraviesan la frontera, con todos los problemas de la migración, que nunca llegan a la otra parte. Hijos que mueren, hijos asesinados por sicarios contratados... Todos problemas serios", clamó Francisco tras escuchar el informe del presidente de la conferencia episcopal mexicana, el cardenal Francisco Robles Ortega.

"La droga es un problema que ustedes padecen seriamente. Cuando un campesino te dice: 'qué quiere que haga, si cultivo maíz vivo un mes, si cultivo 'opio' un año. A ustedes les toca estar con el pueblo siempre. Es la única recomendación que les doy y que me sale del corazón", agregó el pontífice argentino.

Ante los obispos del segundo país con el mayor número de católicos de América Latina, que celebran la tradicional visita "ad limina" al Vaticano y al papa cada cinco o siete años, el pontífice lamentó "las múltiples violencias que afligen a la sociedad mexicana".

Francisco lanzó "un renovado llamamiento a promover el espíritu de concordia a través de la cultura del encuentro, del diálogo y de la paz", dijo.

"Conozco vuestros desvelos por los más necesitados, por quienes carecen de recursos, los desempleados, los que trabajan en condiciones infrahumanas, los que no tienen acceso a los servicios sociales, los migrantes en busca de mejores condiciones de vida, los campesinos", reconoció.

"Sé de vuestra preocupación por las víctimas del narcotráfico y por los grupos sociales más vulnerables, y del compromiso por la defensa de los derechos humanos y el desarrollo integral de la persona", recordó.

"El anuncio del Evangelio y la búsqueda del bien de los demás da credibilidad a la Iglesia y relevancia a la voz de sus pastores", aconsejó.

Francisco resaltó que, "como en muchos otros países latinoamericanos, la historia de México no puede entenderse sin los valores cristianos que sustentan el espíritu de su pueblo''.