Lamenta papa Francisco falta de apoyo a familias

En el día en que se celebra a la “Sagrada familia”, el pontífice sostuvo una audiencia en el Aula Pablo VI con abuelos, padres y numerosos niños, con quienes bromeó provocando risas y aplausos.

Ciudad del Vaticano

El papa Francisco recibió hoy en el Vaticano a cientos de familias numerosas de diversos países de Europa y lamentó la falta de apoyo político a estos núcleos que son “la esperanza de la sociedad”.

En el día en que se celebra la fiesta católica de la “Sagrada familia”, el pontífice sostuvo una audiencia en el Aula Pablo VI con abuelos, padres y numerosos niños, con quienes bromeó provocando risas y aplausos.

“Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días! Pero ante todo (tengo) una pregunta y una curiosidad. Díganme, ¿a qué hora se levantaron hoy? ¿A las seis? ¿A las cinco? ¿No tienen sueño? ¡Pero yo con este discurso los haré dormir!”, dijo.

Más adelante el pontífice agradeció el ejemplo de amor a la vida que los padres custodian “desde la concepción hasta el fin natural”, pese a todas las dificultades, y lamentó que las instituciones públicas no siempre les ayudan a sobrellevar sus necesidades.

Insistió que el compromiso político no se refleja en los hechos, sino que se queda sólo en palabras. Por eso deseó una mayor atención de la política y de los administradores públicos, a todo nivel, al fin de dar el sostén previsto a estas familias.

“Cada familia es célula de la sociedad, pero la familia numerosa es una célula más rica, más vital, y el Estado tiene todo el interés en invertir en ella. La presencia de las familias numerosas es una esperanza para la sociedad”, subrayó.

El Papa Francisco señaló que un hijo “es un milagro que cambia la vida”, y consideró que los hijos y las hijas de una familia numerosa son “más capaces” de una comunión fraterna desde la primera infancia.

“En un mundo a menudo marcado por el egoísmo, la familia numerosa es una escuela de solidaridad y de compartir, y estas actitudes benefician a toda la sociedad”, apuntó.

Al parafrasear al extinto Papa Juan Pablo II pidió a las familias convertirse en protagonistas de las políticas familiares y asumir la responsabilidad de transformar la sociedad, porque de otra manera serán víctimas de aquellos males que se limitan a observar con indiferencia.

Aseguró que reza en especial por las familias más afectadas por la crisis económica, aquellas en las cuales el papá o la mamá perdieron el trabajo, donde los jóvenes no logran encontrarlo, las familias probadas en los afectos más queridos y las que están tentadas a rendirse a la soledad y a la división.