• Regístrate
Estás leyendo: El Papa pide acompañar al ser humano en un “contexto difícil”
Comparte esta noticia
Domingo , 17.06.2018 / 18:00 Hoy

El Papa pide acompañar al ser humano en un “contexto difícil”

La Arquidiócesis de México señala que el aborto y las bodas entre gente del mismo sexo “comprometen la viabilidad de la humanidad”.

Publicidad
Publicidad

EFE

El papa inauguró ayer el Sínodo Ordinario para la Familia con una misa en la basílica de San Pedro y, en su homilía, llamó a "buscar, acoger y acompañar" al ser humano actual "en un contexto social y matrimonial bastante difícil".

El papa analizó el contexto social de ese tema y, en su alocución, se centró en tres aspectos: la soledad, el amor de pareja y la familia.

Francisco habló de la soledad como "el drama que aún aflige a muchos hombres y mujeres", como a los ancianos, a las personas abandonadas por sus parejas, a los inmigrantes que huyen de la guerra o a los jóvenes "víctimas de la cultura del consumo".

Describió una sociedad globalizada que, paradójicamente, adolece de la ausencia "del calor de hogar y de familia", en la que "cada vez más personas se sienten solas y se encierran en el egoísmo, la melancolía, en la violencia destructiva".

En cuanto al amor de pareja, aseguró que "nada hace más feliz al hombre que un corazón que se asemeje a él, que le corresponda, lo ame y que acabe con la soledad".

En este sentido, Francisco lamentó la falta de seriedad al "llevar adelante una relación sólida y fecunda" y denunció que "el amor duradero, fiel, recto, estable y fértil es cada vez más objeto de burla y considerado como algo anticuado".

El pontífice dijo que "parecería que las sociedades más avanzadas son precisamente las que tienen el porcentaje más bajo de tasa de natalidad y el mayor promedio de abortos, de divorcios, de suicidios y de contaminación ambiental y social".

Por último abordó la cuestión capital del Sínodo, la familia, y defendió la institución del matrimonio. Francisco afirmó que la Iglesia está llamada a vivir su misión en la fidelidad, la verdad y la caridad.

"Una fidelidad que defienda la sacralidad de toda la vida", una verdad que "no cambia según las modas pasajeras o las opiniones dominantes" y una "caridad que no señala con el dedo para juzgar a los demás" sino que "debe buscar y curar a las parejas heridas".

Realidades amenazantes

La Arquidiócesis de México aseguró que la familia no es "un grupúsculo formado por condiciones azarosas e irremediables sino una institución trascendente" y en la actualidad enfrenta embates como la legalidad del aborto, el matrimonio homosexual, y la creciente tendencia del divorcio que son "realidades amenazantes de su desarrollo y estabilidad".

En el contexto del Sínodo para la Familia, el semanario Desde la Fe calificó en su editorial de "torpe y miope" la decisión judicial de reconocer como matrimonio las "uniones simplistas entre personas del mismo sexo".

"Por otro lado —añadió— los embates son evidentes hasta el grado de diluir instituciones como el matrimonio, o bien, los atentados gravísimos contra la vida de los concebidos en el seno de la madre", por lo que "se ve "comprometida la viabilidad del futuro de la humanidad".

Además, concluyó, los matrimonios enfrentan condiciones "inmorales e injustas de pobreza, condicionando la paternidad, la maternidad y el valor de los hijos a la pura sobrevivencia".

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.