• Regístrate
Estás leyendo: El Papa invita a esclavas sexuales a misa en Seúl
Comparte esta noticia
Lunes , 25.06.2018 / 03:21 Hoy

El Papa invita a esclavas sexuales a misa en Seúl

La autoridad católica de Corea del Sur confirmó el ofrecimiento a las mujeres reclutadas en la II Guerra Mundial por los japoneses.

Publicidad
Publicidad

EFE

Un grupo de mujeres sudcoreanas, quienes fueron sometidas a la esclavitud sexual por el ejército nipón en la II Guerra Mundial, fueron invitadas a participar en una misa que el papa Francisco oficiará en Seúl a mediados de agosto, informó la Arquidiócesis de Seúl.

Según la máxima autoridad de la Iglesia católica en Corea del Sur, invitó a asistir a las supervivientes de un cruel episodio histórico que sigue causando fuertes enfrentamientos diplomáticos entre Seúl y Tokio.

Se prevé que el pontífice dedique un mensaje a las conocidas como “mujeres de confort” durante la misa que oficiará , el 18 de agosto, en la Catedral de Myeongdong de la capital sudcoreana, confirmaron autoridades locales de la Iglesia.

Sin embargo, se desconoce si el Papa se reunirá personalmente con las esclavas sexuales, muchas de las cuales son católicas.

Francisco visitará Corea del Sur del 14 al 18 de agosto para participar en la VI Jornada de la Juventud asiática, una visita histórica al ser la tercera de un pontífice al país asiático y la primera en 25 años desde la de Juan Pablo II en 1989.

Las 54 “mujeres de confort”, de más de 80 años, forman parte de las 200 mil niñas, adolescentes y jóvenes reclutadas a la fuerza durante la II Guerra Mundial (1939-1945) por el Ejército Imperial japonés para proporcionar servicios sexuales a sus soldados.

Aunque Japón pidió perdón formalmente mediante una declaración en 1993, Corea del Sur le sigue reclamando disculpas más sinceras e indemnizaciones, por lo que el asunto sigue generando fuertes tensiones entre ambos vecinos.

En Corea del Sur hay más de 5 millones de católicos (10.9 por ciento de la población) que ocupan el tercer lugar tras los budistas y protestantes en un país de 50 millones de habitantes de los que casi la mitad son agnósticos o ateos, según las últimas estadísticas oficiales de 2005.

Reforma a la Curia

El papa Francisco realizará esta semana una serie de reuniones claves en el Vaticano para la reforma del gobierno central de la Iglesia, que durante años ha sido sacudida por intrigas y manejos financieros oscuros.

Los ocho cardenales, designados por el pontífice para asesorarlo en la reforma, se reunirán del 1 al 4 de julio para elaborar un informe sobre los debates y decisiones, mientras la comisión cardenalicia de vigilancia se reunirá para analizar el futuro del banco del Vaticano, el Instituto para las Obras de Religión (IOR).

En el avión de regreso de su viaje en mayo a Medio Oriente, el Papa explicó a la prensa la complejidad de la labor que está realizando dentro del Vaticano.

“Los resultados no se ven todavía”, dijo.

En una entrevista concedida el domingo al diario romano Il Messaggero, el Francisco contó que el mandato que recibió de los cardenales que lo eligieron en marzo de 2013 al trono de Pedro “no es fácil”.

“Se da un paso y luego resulta que hay que hacer esto y aquello. Entonces en vez de tener un ministerio hay que crear cuatro”, aseguró. Según el rotativo el Papa impulsa una batalla contra la burocracia vaticana, otro de los grandes males de la entidad.

Según el portal Vatican Insider, es posible que el 4 de julio se sepa si algunas de las reformas que habían sido consideradas como hipótesis serán aplicadas.

La prensa italiana sostiene que con la creación de la Secretaría para la Economía, a cargo del cardenal George Pell, muchos asuntos de mala gestión interna tenían que ser racionalizados.

Para coordinar, modernizar y simplificar, además de garantizar la transparencia, Francisco necesita conocer a fondo la maquinaria interna, lo que en un año y medio no es posible.

Al ser elegido pontífice, los expertos consideraron que la reestructuración del desprestigiado IOR iba a ser una de las tareas más complejas del pontificado.

Si bien resulta casi seguro que el banco no desaparecerá, no se sabe cuáles competencias lo mantendrá y cuáles perderá.

“Reformar la curia no es simple y exige coraje y determinación. Un desafío notable”, confesó el Papa antes de prometer que seguirá avanzando en su tarea.

Por último, abordará el tema de la pedofilia de los curas que tanto a desprestigiado a la Iglesia.

También deberá recibir a las víctimas de abusos según anunció personalmente en mayo.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.