PERFIL: Gentiloni, el hombre cercano a Renzi que dirigirá nuevo gobierno de Italia

Periodista, uno de los dirigentes del Partido Demócrata y ex ministro de Asuntos Exteriores, Paolo Gentiloni, de 62 años, formará el nuevo gobierno en Italia.
El ministro de Asuntos Exteriores de Italia, Paolo Gentiloni, es el nuevo primer ministro de Italia.
El ministro de Asuntos Exteriores de Italia, Paolo Gentiloni, es el nuevo primer ministro de Italia. (EFE)

Roma

El ministro de Asuntos Exteriores de Italia, Paolo Gentiloni, es el nuevo primer ministro encargado de formar Gobierno en el país, después de que Matteo Renzi presentara su renuncia por el fracaso en el referéndum del 4 de diciembre.

Gentiloni, 62 años, ha sido considerado un hombre muy próximo a Renzi durante su periodo en el Ejecutivo y uno de los candidatos que ha barajado en los últimos días el presidente de la República italiana, Sergio Mattarella, para gestionar el nuevo Gobierno en Italia por su perfil con carácter internacional.

Ex ministro de Comunicaciones durante el Gobierno de Romano Prodi, es uno de los principales dirigentes del Partido Demócrata (PD), en el Gobierno, de cuyo grupo de fundadores forma parte.

TE RECOMENDAMOS: Renzi formalizará su renuncia como ministro de Italia

Ha sido presidente de la sesión Italia-Estados Unidos, de la Unión Interparlamentaria, y sustituyó a Federica Mogherini como ministro de Asuntos Exteriores cuando ella fue nombrada en octubre de 2014 alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la Unión Europea (UE).

Nacido en Roma en 1954 en el seno de una familia de prestigiosos intelectuales, Gentiloni es periodista y se licenció en Ciencias Políticas en la Universidad de La Sapienza de Roma.

Además de dirigente del PD, en los años noventa ocupó el cargo de portavoz en el Ayuntamiento de la capital italiana durante la alcaldía de Francesco Rutelli, de quien pronto se convirtió en su mano derecha, y posteriormente fue elegido en el Parlamento por la capital y desarrolló varios cargos como experto en comunicaciones.

Presidió la Comisión de Vigilancia de la RAI (radiotelevisión pública italiana) entre 2006 y 2005 y, entre 2006 y 2008, fue ministro de Comunicaciones del segundo Gobierno de Prodi.

En las elecciones políticas de 2013 fue elegido por Roma en la lista del PD para la Cámara de los Diputados y fue designado miembro de la Comisión de Asuntos Exteriores y comunitarios de la Cámara de los Diputados, y componente del Comité permanente para África y cuestiones globales.

TE RECOMENDAMOS: ¿Quién encabezará ahora el gobierno en Italia?

Casado con la arquitecta italiana Emanuela Mauro y sin hijos, antes de trabajar en política Gentiloni ejerció como periodista en publicaciones como "Fronte Popolare" o "Pace e Guerra", y fue director de la publicación mensual de Legambiente, "La Nuova Ecología".

Sensible a los asuntos relacionados con la ecología y el medioambiente, en los últimos años se ha encargado de la cartera de Asuntos Exteriores de Italia y ha sido uno de los hombres más fieles a Renzi.

Como ministro de Asuntos Exteriores, Gentiloni ha defendido en distintas ocasiones una participación de la comunidad internacional en la ayuda a la estabilización de la paz en países como Libia o Siria.

De carácter dialogante, sereno, imperturbable, de "perfil bajo" e incluso de "calma olímpica", tal y como le describen los medios, Gentiloni es sobre todo un conocedor profundo de los asuntos de calado internacional.

Ahora se convierte en el nuevo primer ministro italiano y entre sus compromisos más urgentes para los próximos meses se encuentra el de impulsar una ley electoral que permita celebrar comicios en Italia.

En Italia rigen dos leyes electorales distintas para la Cámara de los Diputados y para el Senado y, mientras que la que afecta a esta última fue declarada inconstitucional en 2013, el Tribunal Constitucional prevé pronunciarse sobre la otra el próximo 24 de enero.

Gentiloni también deberá organizar citas internacionales en 2017 como el 60 aniversario de la firma del Tratado de Roma y la cumbre de los jefes de Estado y de Gobierno del G7 más los presidentes de la Comisión y el Consejo Europeos, en mayo en la ciudad siciliana de Taormina.

JOS