Tres pandilleros muertos tras ataque a estaciones policiales en Guatemala

Los ataques, atribuidos a miembros de la pandilla Barrio 18, ocurrieron en la noche del miércoles, en la periferia sur de la capital guatemalteca y en la localidad vecina de Mixco.
Jorge Asencio (d), un joven miembro de la "Mara 18", es escoltado por un policía tras ser arrestado en el ataque a una comisaría en Guatemala
Jorge Asencio (d), un joven miembro de la "Mara 18", es escoltado por un policía tras ser arrestado en el ataque a una comisaría en Guatemala (AFP )

Ciudad de Guatemala

Tres pandilleros murieron y dos policías resultaron heridos tras dos ataques simultáneos a estaciones policiales en la capital de Guatemala y el municipio vecino de Mixco, informó este jueves el viceministro del Interior, Elmer Sosa.

Los ataques atribuidos a miembros de la pandilla Barrio 18 ocurrieron la noche del miércoles, uno de ellos en la popular colonia Carolingia en el municipio de Mixco, 20 km al oeste de Ciudad de Guatemala, y el otro en la colonia Guajitos en la periferia sur de la capital, detalló el funcionario.

"Según las primeras líneas de investigación estos incidentes pueden ser debido a que en estos últimos días la Policía Nacional Civil ha combatido al crimen organizado con la desarticulación de estructuras criminales", como células de pandillas, precisó la fuente.

Por su lado, la policía indicó en un comunicado que, tras el ataque en Mixco, se produjo una persecución y posterior enfrentamiento armado que terminó con dos pandilleros muertos y dos detenidos, así como dos transeúntes heridos.

Entre tanto, en Guajitos murió un pandillero adolescente y otros tres resultaron heridos, además de reportarse lesiones a dos uniformados. La policía también informó que detuvo a cuatro pandilleros en el sureño departamento de Escuintla, incluidas dos mujeres, sospechosos de planificar un atentado a una estación del municipio de Nueva Concepción.

Previo a los incidentes, en la mañana del miércoles se produjo un enfrentamiento armado entre reos de la Mara Salvatrucha y Barrio 18 en la cárcel ubicada en el sótano de la Corte Suprema de Justicia, donde un pandillero murió y dos resultaron heridos.

En Guatemala, así como en El Salvador y Honduras, operan pandillas que controlan barrios marginales y son frecuentes los enfrentamientos a muerte entre bandas rivales para dominar territorios. Las más poderosas son la Mara Salvatrucha y la Barrio 18, cuyos miembros son detenidos en prisiones separadas para evitar conflictos.

Guatemala vive una ola de violencia que deja unos seis mil muertos al año, principalmente por la acción de las pandillas que se dedican al sicariato, la extorsión y el narcotráfico.