Dos palestinos muertos en un ataque aéreo israelí contra Gaza

Mientras la diplomacia egipcia intenta lograr un acuerdo entre Israel y el movimiento islamista Hamás para lograr una tregua, los ataques continúan al cumplirse hoy 50 días de conflicto armado.
Residentes palestinos inspeccionan los restos de un edificio destruido por un ataque aéreo israelí en la ciudad de Gaza
Residentes palestinos inspeccionan los restos de un edificio destruido por un ataque aéreo israelí en la ciudad de Gaza (AFP)

Gaza

Dos palestinos murieron hoy durante un ataque aéreo israelí contra la Franja de Gaza, en el 50º día desde el comienzo de la ofensiva hebrea, según los servicios de auxilio en el enclave. Estas dos nuevas víctimas fatales llevan a 2,136 el número de palestinos muertos desde el 8 de julio.

Según una portavoz militar, la Fuerza Aérea lanzó quince ataques contra Gaza desde el lunes a medianoche (21:00 hora GMT), mientras que el martes de madrugada fueron disparados varios cohetes contra territorio israelí. Uno de los cohetes fue destruido por una bateria de Iron Dome, un sistema para interceptar misiles, en la región de Tel Aviv.

Entre los objetivos destruidos por la aviación israelí figuran dos edificiós de 16 y 14 plantas, respectivamente, en la ciudad de Gaza. Las Brigadas Ezedin al Qasam, la rama militar de Hamas, por su parte anunciaron en un comunicado haber lanzado un "cohete hacia Haifa (norte de Israel) y cuatro contra la región de Tel Aviv" en represalia por los bombardeos contra estos edificios.

Además, dos cohetes lanzados desde territorio libanés impactaron en el norte de Israel, según una portavoz militar que antes había mencionado uno solo. El ejército israelí replicó con disparos de artillería hacia el sector del Líbano desde donde procedían estos cohetes, que no provocaron víctimas ni daños materiales, según la portavoz. Una fuente de seguridad libanesa confirmó el disparo de un cohete.

Se trata de la tercera jornada consecutiva en que Israel es blanco de cohetes lanzados desde Líbano o Siria. Mientras, la diplomacia egipcia se esfuerza por lograr un acuerdo entre Israel y el movimiento islamista Hamas para una tregua en la Franja de Gaza. En los últimos bombardeos israelíes murieron al menos diez palestinos.

Egipto, vecino y mediador habitual, ha propuesto un nuevo alto el fuego en Gaza para detener una guerra que en 49 días ha causado más de 2,130 muertos del lado palestino, civiles en un 70% según la ONU, y 68 del lado israelí, todos soldados salvo cuatro.

"La idea es un alto el fuego temporal que permitiría abrir los puestos fronterizos y hacer entrar ayuda humanitaria y material de reconstrucción. Los puntos litigiosos se abordarían dentro de un mes", dijo un funcionario palestino a la AFP. "Estaríamos dispuestos a aceptar, pero esperamos la respuesta israelí a la propuesta", añadió el responsable, que prefirió el anonimato.

Según otro funcionario palestino, los egipcios podrían invitar a ambas partes a reanudar las conversaciones en 48 horas. "Se están haciendo esfuerzos para alcanzar un acuerdo", confirmó a la AFP un portavoz de Hamas en Gaza, Sami Abu Zuhri. Daud Shihab, portavoz de la Yihad Islámica, la segunda fuerza gazatí y participante en las conversaciones indirectas con Israel, advirtió que "el éxito de los contactos dependerá de que se tengan o no en cuenta las exigencias palestinas".

Mark Regev, un portavoz del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, no quiso hacer comentarios y se limitó a repetir la posición de principio de que Israel no negociará mientras sigan los disparos de cohetes palestinos.

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abas, se prepara para pedir al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, que fije una fecha límite para el fin de la ocupación israelí en los Territorios Palestinos, indicó un responsable oficial.

Desde hace semanas, Egipto está mediando para propiciar una paz duradera entre las partes en conflicto. El último alto el fuego entró en vigor el 11 de agosto y fue respetado durante nueve días. En este lapso de tiempo, los egipcios intentaron convencer a ambos de acordar una tregua prolongada.

Pero las negociaciones, indirectas -ya que Israel se niega a sentarse en la misma mesa que los delegados de Hamas-, toparon con unas exigencias hasta ahora irreconciliables: las garantías de seguridad de los israelíes y el levantamiento del bloqueo israelí exigido por los palestinos.

Israelíes y palestinos retomaron las hostilidades el 19 de agosto, los primeros con una lluvia de ataques aéreos, los segundos con cohetes y obuses de mortero. Desde entonces han muerto al menos 113 palestinos y un israelí menor de edad.

Más víctimas en Gaza, lanzan cohete desde Líbano

Diez palestinos murieron hoy en Gaza, entre ellos, una madre y su hijo de tres años, y un periodista de 27 años que había colaborado con la televisión de Hamás. Asimismo, se destruyeron cuatro mezquitas.

Tres menores y dos adultos refugiados en una escuela de Naciones Unidas en Jabaliya resultaron heridos por un bombardeo israelí próximo, informaron responsables médicos y de la ONU. Cuatro mezquitas fueron destruidas el lunes, lo que lleva a 71 las demolidas desde el comienzo de la ofensiva israelí.

Paralelamente a las decenas de cohetes lanzados desde el enclave palestino el lunes, uno disparado desde Líbano cayó en el norte de Israel por la noche, indicó el ejércitro hebreo.Los militares israelíes replicaron, según fuentes de seguridad.

Por su parte, una fuente militar libanesa confirmó el disparo de este cohete, precisando: "era un cohete katiusha que fue lanzado desde la región de Wadi Jarmaq, al sur, a una quincena de kilómetros de la frontera (...) El ejército se desplegó en la región para intentar encontrar a los responsables de este disparo".

Un inicio de curso incierto

El ejército israelí indicó hoy que bombardeó al menos 30 objetivos y que 71 cohetes disparados desde la Franja de Gaza cayeron en territorio israelí, sin causar víctimas. Además, un cohete lanzado desde Líbano impactó al norte de Israel, cuyos militares respondieron al ataque, según fuentes de seguridad.

Netanyahu advirtió el domingo que la campaña Barrera Protectora seguirá "hasta que haya alcanzado su objetivo (...) lo cual puede llevar un tiempo". Según él, Israel podría proseguir sus operaciones después del inicio del año escolar el lunes próximo.

El detalle es importante, ya que la opinión pública teme que los niños del sur de Israel retomen las clases bajo la amenaza de los cohetes gazatíes. En Gaza, medio millón de niños palestinos no pudieron volver a las aulas el domingo, tal y como se preveía, a causa de la guerra, según varias organizaciones humanitarias.