Tres israelíes confiesan asesinato de joven palestino

Los crímenes de los tres adolescentes israelíes y del palestino han incrementado las tensiones y enfrentamientos en el sur Israel
Miembros del movimiento islamista Hamas se encuentran detrás de una barrera levantada para sellar el sitio de un ataque aéreo israelí en la Ciudad de Gaza.
Miembros del movimiento islamista Hamas se encuentran detrás de una barrera levantada para sellar el sitio de un ataque aéreo israelí en la Ciudad de Gaza. (AFP/Mohammed Abed )

Jerusalén

Tres de los seis israelíes detenidos por la policía confesaron su responsabilidad en el secuestro y muerte de Muhammed Hussein Abu Khdeir, el adolescente palestino que fue quemado vivo en venganza a la muerte de tres jóvenes israelíes.

"Tres de los seis sospechosos detenidos han confesado el crimen, el asesinato y quema de Muhammed Abu Khdeir”, reveló este lunes una fuente cercana a la investigación del caso, que ha desatado una nueva escalada de violencia entre israelíes y palestinos.

La fuente, quien pidió mantener el anonimato, ya que el gobierno israelí no ha autorizado revelar detalles de la investigación, aseguró que los sospechoso realizaron una reconstrucción del crimen frente a los oficiales, según reporte de la edición electrónica del Ha’aretz Daily.

La policía israelí arrestó la víspera a seis extremistas judíos, entre ellos tres menores de edad, en conexión con el asesinato del adolescentes palestino de 17 años de edad, secuestrado el 2 de julio pasado y encontrado muerto después en un bosque de Jerusalén.

De acuerdo con los resultados de la autopsia, Abu Khdeir, fue calcinado vivo, en un acto de venganza por el secuestro y asesinato de Guilad Shaar, Naftali Fraenkel y Eyal Yifrah realizado el 12 de junio pasado cuyos cuerpos fueron encontrados hace una semana.

Fuentes cercanas a la indagatoria aseguraron que la policía tiene evidencia de que la muerte del palestino fue un acto extremista.

Los crímenes de los tres adolescentes israelíes y del palestino han incrementado las tensiones y enfrentamientos en el sur Israel y los territorios palestinos e incluso divisiones al interior del gobierno del propio primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

En un intento por frenar la tensión y la amenaza del Movimiento de Resitencia Islámica (Hamas) de hacer pagar a Israel la muerte de siete de sus combatientes durante ataques de la aviación israelí, lanzados por ataques de morteros, Netanyahu habló con la familia de Khdeir."Deseo expresarle mi indignación y la de los ciudadanos de Israel por el infame asesinato de su hijo”, afirmó el jefe de gobierno israelí a Husein Abu Khdeir, padre del adolescente palestino asesinado.

Los asesinos serán procesados y llevados a juicio y caerá sobre ellos todo el peso de la ley, prometió Netanyahu al inconsolable padre de familia, quien tuvo que ir a reconocer el cuerpo calcinado de su hijo la semana pasada.

La llamada telefónica provocó la reacción inmediata del ministro israelí de Asuntos Exteriores, Avigdor Lieberman, quien anunció este lunes su partido, Yisrael Beiteinu, ha decidido poner fin a su colaboración con el Likud, formación del primer ministro.

En una conferencia de prensa, Lieberman, quien han acusado a Netanyahu de ser muy indulgente ante los recientes cohetes lanzado contra Israel desde la Franja de Gaza, afirmó que los desacuerdos entre el primer ministro y él no permiten una asociación futura entre los dos partidos.

Liebermen dejó claro que el fin de la alianza entre el Yisrael Beiteinu y el Likud, no significa la salida de su formación de la coalición del gobierno, ni que ello signifique su renuncia, ya que todos sus ministros mantendrán las carteras que ocupan en la actualidad.