• Regístrate
Estás leyendo: OTAN, en su "mas grande refuerzo" desde la Guerra Fría
Comparte esta noticia
Viernes , 19.10.2018 / 09:29 Hoy

OTAN, en su "mas grande refuerzo" desde la Guerra Fría

Mientras la alianza militar occidental inicia en Polonia las primeras grandes maniobras de su nueva fuerza de intervención rápida, su secretario general advierte de las nuevas amenazas a la seguridad, entre ellas el EI y el anexionismo de Rusia.

Publicidad
Publicidad

Ante nuevas amenazas, la OTAN realiza su más importante esfuerzo de defensa desde el final de la Guerra Fría, consideró hoy su secretario general, Jens Stoltenberg, llegado a Polonia para asistir a las primeras grandes maniobras de la nueva fuerza de intervención rápida de la alianza.

"La OTAN está por enfrentar un nuevo escenario en materia de seguridad, causado por la violencia y la inestabilidad en el sur -Estado Islámico (EI) en Irak, Siria y norte de África- pero también provocado por el comportamiento de Rusia, más duro, que ha utilizado la fuerza para cambiar las fronteras, anexar (la península de) Crimea y desestabilizar el este de Ucrania", declaró Stoltenberg en Zagan (oeste de Polonia).

"La OTAN debe responder. Respondemos, y lo hacemos realizando el mayor refuerzo de nuestras defensas colectivas desde el final de la Guerra Fría. La fuerza de intervención rápida es un elemento clave. Es formidable ver cómo funciona y se ejercita aquí en Polonia", agregó.

El primer ejercicio militar "completo" de la nueva fuerza (VJTF: "Very High Readiness Joint Task Force") de la Alianza atlántica reunió desde la semana pasada a unos 2,100 soldados holandeses, checos, alemanes, noruegos, polacos, lituanos, belgas, estadunidenses y húngaros, de diferentes formaciones, llegados a Polonia por distintas vías de transporte, aéreo, carretero y ferroviario. Las maniobras prevén la defensa de un país aliado ante una agresión exterior.

La creación de la VJTF fue decidida tras la cumbre de la OTAN en Newport en setiembre de 2014, en particular para reforzar el flanco oriental de la Alianza ante las ambiciones de Moscú, y preocupada sobre todo por la reanexión de Crimea, lo que hace temer por la suerte de Europa central y de los Países bálticos ocupados por la URSS durante medio siglo.

El presidente ruso, Vladimir Putin, anunció ayer que reforzará su arsenal nuclear con el despliegue de más de 40 nuevos misiles intercontinentales para fines de este año, un gesto calificado de "peligroso" por la OTAN. Putin afirmó que Rusia tendrá que defenderse si está amenazada.

"Si alguien amenaza algunos de nuestros territorios (...), tendremos que orientar a nuestras fuerzas armadas y nuestras fuerzas de ataque modernas en esos territorios de los que viene la amenaza", dijo Putin. "Es la OTAN que llega a nuestras fronteras y no nosotros", agregó.

Alemania teme "escalada de tensión"

De otra parte, el ministro de Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, afirmó temer una "escalada" de tensión entre Rusia y las potencias occidentales, en una entrevista difundida hoy.

Si bien la Guerra Fría se acabó hace ya 25 años, "los viejos reflejos de esta época siguen vivaces", lamentó el ministro alemán en el portal de internet del semanario alemán Der Spiegel. Steinmeier llamó a no "ceder ante tales reflejos" y a evitar "precipitarse en una escalada de palabras y luego de actos".

El anuncio de Rusia de un despliegue para finales de año de 40 nuevos misiles balísticos intercontinentales "es inútil y, obviamente, no contribuye a la estabilidad y la distensión en Europa", insistió el ministro alemán.

"Tenemos que evitar que todo lo que hemos construido tras la caída del Muro de Berlín en nuestra Europa pacificada (...) se destruya en poco tiempo, tras estallar la crisis en Ucrania", agregó.

La crisis en Ucrania ha elevado las tensiones entre Rusia y las potencias occidentales a un punto desconocido desde el final de la Guerra Fría. Kiev y sus aliados acusan a Moscú de mandar tropas y armamento para respaldar a los separatistas del este de Ucrania, aunque Rusia siempre lo ha negado.

A raíz de la crisis ucraniana, la OTAN decidió poner en marcha ejercicios militares dirigidos por Estados Unidos en Polonia y los países bálticos. Estos últimos formaron parte de la Unión Soviética hasta comienzos de los años 90. Estos ejercicios comenzaron a principios de mes.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.