Llegan a Panamá partidarios y opositores al gobierno cubano

Representantes de la sociedad cubana llegaron para participar en foros, mientras que opositores como Guillermo Fariñas y Berta Soler, también se desplazaron a la sede de la Cumbre de las Américas.
Esta semana se llevará a cabo la Cumbre de las Américas en Panamá.
Esta semana se lleva a cabo la Cumbre de las Américas en Panamá. (AFP)

La Habana

Poco más de un centenar de representantes de la sociedad civil cubana llegaron a Panamá para participar desde este miércoles en cuatro foros paralelos a la Cumbre de las Américas, que arranca el viernes, al tiempo que una treintena de exiliados anticastristas y opositores también se desplazaron a la capital istmeña.

A su llegada, los delegados de la isla denunciaron en conferencia de prensa "la presencia en estos espacios de mercenarios pagados por los enemigos históricos de nuestra nación", y repartieron un tabloide con la foto de Guillermo Fariñas abrazado en Miami con líderes del exilio radical, incluido Luis Posada Carriles.

Fariñas, premio Sajarov del Parlamento Europeo en 2010, encabeza junto con la jefa del grupo Damas de Blanco, Berta Soler, un sector de la oposición interna radicalmente opuesto al deshielo entre La Habana y Washington.

Posada Carriles, en tanto, es considerado “responsable de varios atentados con bombas” a  hoteles de la isla en los años 90 del siglo pasado, con el saldo de un muerto y decena de heridos, así como de la voladura en 1976 de un avión comercial cubano en el que perecieron las 73 personas que iban a bordo.

En un texto titulado “Declaración de principios” los delegados cubanos, entre los que figuran estudiantes, campesinos privados, líderes religiosos, artistas y académicos, dijeron que los disidentes presentes en Panamá “integran un exigua oposición fabricada desde el extranjero carente de toda legitimidad y decoro”.

“Varios de sus miembros, incluso, se vinculan públicamente a reconocidos terroristas que han ocasionado infinito dolor al pueblo cubano”, puntualizó la declaración.

Entre los exiliados y opositores residentes en Cuba que han confirmado su asistencia a los foros de debate previos a la cumbre figuran, además de Fariñas y Soler, Elizardo Sánchez, ex profesor de marxismo devenido uno de los más antiguos voceros de eso grupos. También viajó desde Estados Unidos, donde reside, Rosa María Payá, hija del extinto líder opositor Oswaldo Payá .

Rosa María se quejó a su llegada el domingo a Panamá de haber sido retenida “más de una hora” por las autoridades del aeropuerto internacional de ese país.

En este contexto, el presidente de la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media de Cuba, José Ángel Fernández, 18 años, dijo que en la cumbre expondrá “el reclamo por parte de la sociedad civil cubana y los jóvenes del fin del bloqueo” de Estados Unidos.

En tanto, Fariñas y Soler dijeron que denunciarán el “totalitarismo” del gobierno isleño.

El diario The New York Times dijo hoy en un editorial  que la Cumbre de las Américas será “una oportunidad para comprobar los retos del nuevo curso”  abierto por los presidentes Barack Obama y Raúl Castro en diciembre pasado.

“Tomará varios años deshacer el conjunto de sanciones que EU” impone a Cuba, pero a pesar de ello “resultan prometedores algunos pasos” concretos de los dos gobiernos, dijo el NYT en referencia a los intercambios entre empresarios, académicos, deportistas, profesores y estudiantes que crece entre las dos partes.