Oposición venezolana convoca nuevas protestas en Caracas

El líder opositor Capriles quiere informar a la ONU sobre lo que ocurre en Venezuela y anuncia una movilización para el sábado, mentras otros dirigentes opositores como Corina Machado o Leopoldo ...
La líder opositora Maria Corina Machado (c) es abrazada por seguidores esta mañana en una protesta ante la OEA
La líder opositora Maria Corina Machado (c) es abrazada por seguidores esta mañana en una protesta ante la OEA (AFP)

Caracas

La oposición venezolana convocó hoy a una nueva marcha en Caracas el sábado en contra de la escasez, uno de los reclamos que han motivado las protestas contra el gobierno que casi cumplen un mes y que han dejado al menos 18 muertos. "Para el próximo sábado la unidad está convocando gran movilización nacional contra ESCASEZ, la que afecta a la mayoría!", escribió el líder opositor y gobernador de Miranda (norte), Henrique Capriles, en su cuenta de Twitter.

Capriles indicó además que solicitó a la ONU que se le permita informar sobre "la verdad" de lo que pasa en el país. "Hemos solicitado a ONU se nos permita informar sobre la VERDAD de lo que ocurre y no el cuento que el Gob dice lleno de mentiras", indicó Capriles en la red social Twitter.

El anuncio se produce después de que hoy el canciller venezolano, Elías Jaua, indicara en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra que su país está siendo víctima de una "guerra psicológica" por parte de medios nacionales e internacionales con el objetivo de derrocar al Gobierno de Nicolás Maduro. Jaua señaló que Venezuela ha sido sometida en el último mes "a un asedio continúo" que ha logrado "situar al país como un Estado violador de los derechos humanos".

De acuerdo con un comunicado de la Mesa de la Unidad (MUD), alianza que aglutina a la mayor parte de la oposición, la nueva manifestación se denominará "Protesta de las Ollas vacías" y se realizará con motivo del día Internacional de la Mujer. La protesta "lleva como objetivo la crítica sobre los altos niveles de inflación, la acentuada escasez de alimentos, medicamentos y productos de primera necesidad", señaló la MUD.

"En nuestra Venezuela SI hay un gran malestar social fte (frente) a la grave crisis, fte al caos económico, hay que expresarla tema por tema", dijo Capriles en su Twitter. "Los graves problemas que vive ntro país UNEN a los venezolanos,cosa que el Gob no quiere! No quieren que el malestar social se exprese", agregó.

Otra concentración fue convocada para este martes en el este de Caracas y el interior del país por la diputada opositora María Corina Machado, quien secundó al dirigente de Voluntad Popular, Leopoldo López -preso en una cárcel militar por instigar a la violencia-, en sus protestas callejeras bajo el lema "La Salida" del gobierno de Nicolás Maduro. "Vamos a encontrarnos para hacer un homenaje a todos los caídos por la represión brutal de este régimen dictatorial", explicó Machado en rueda de prensa, acompañada por la esposa de López.

La diputada indicó que a las 10:00 hora local "una caminata silente" partirá hacia la plaza Alfredo Sadel (en el barrio Las Mercedes), uno de los puntos en la capital donde se han convocado los manifestantes las últimas semanas. Machado también marchó hoy acompañada por unas dos mil personas hasta la sede de la OEA en Caracas en Las Mercedes. Sobre una tarima frente al organismo, advirtió que ésta es "la última oportunidad que tiene la OEA" de sentar una postura frente a las protestas en Venezuela.

"Esperamos una reacción firme, decidida, tanto del secretario general como de los jefes de Estado de los países democráticos del continente en estas horas", indicó Machado. Los dirigentes opositores exigieron a la OEA la activación del mecanismo interamericano.
La diputada afirmó que "si la OEA le da la espalda a Venezuela en estas horas no solamente estará traicionando a Venezuela, estarán enterrando a la OEA". Machado afirmó que "desde el proceso del socialismo del Siglo XXI", tanto su precursor, el fallecido presidente Hugo Chavez, como Maduro, han intentado "enterrar y debilitar" el sistema interamericano de derechos humanos. "Esta es la oportunidad que tiene el secretario general Insulza de demostrar que él no es parte de este proyecto de destrucción de la OEA", afirmó.

Aseguró que en Venezuela se están "violando" todos los principios de la Carta Democrática y que tanto la OEA como las naciones signatarias de ese documento tienen "responsabilidad" de "reaccionar con firmeza y claridad en estas horas, cuando se violan sistemáticamente los derechos humanos". Por su parte, Ledezma señaló a periodistas que el documento, presentado ante la sede del organismo en Caracas, pide "fundamentalmente que se active la OEA para que el caso de Venezuela sea analizado en el seno de la OEA".

"No esperamos de la OEA una palabra de pésame, no queremos un manifiesto postmortem, no queremos que ellos esperen para ser observadores lejanos de cómo se asesina una democracia para que después nos hagan un comunicado de solidaridad", dijo. "Queremos un respaldo oportuno a los valores, principios, que sustentan la lucha cívica de los venezolanos", agregó.

Por otra parte Ledezma rechazó de nuevo la llamada hecha por el Gobierno para participar en la Conferencia Nacional de Paz lanzada por Maduro la semana pasada y a la que se han sumado desde sectores empresariales como la patronal Fedecámaras a la Conferencia Episcopal, así como diputados y líderes opositores a título personal. "Eso no son reuniones de paz, son reuniones de violencia donde no se respeta a los ciudadanos y no hay una agenda clara de qué es lo que se quiere lograr realmente", dijo Ledezma.

Las manifestaciones en Venezuela arrancaron el pasado 4 de febrero en la ciudad de San Cristóbal (oeste), cuando estudiantes protestaron por la inseguridad en las universidades tras el intento de violación y robo de una universitaria. Luego, se extendieron a otras ciudades como Caracas, Valencia, Maracay y Lara, con reclamos contra la escasez de productos básicos (uno de cada cuatro), la inflación de 56% y la inseguridad que cobra 65 muertos diarios en promedio, según una ONG.

Parte de estas protestas han terminado con enfrentamientos entre grupos armados ilegales, estudiantes y fuerzas de seguridad del Estado, que han dejado al menos 18 muertos, más de 260 heridos y un millar de detenidos (la mayoría liberados), entre ellos funcionarios de la fuerza pública.