La oposición exige cifras de inflación

La opositora Mesa de Unidad pide al Banco Central divulgar los índices de precios y nombra equipo de enlace para proseguir el diálogo mañana.
El presidente venezolano dará a conocer hoy todos los “intentos de golpe” contra él desde abril de 2013.
El presidente venezolano dará a conocer hoy todos los “intentos de golpe” contra él desde abril de 2013. (Carlos Garcia/Reuters)

Caracas

La opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD, centro-derecha) exigió al gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, publicar los índices inflacionario y de escasez de productos básicos, al tiempo que nombró un equipo de enlace y seguimiento del diálogo tras la reunión del jueves en la que se acordó seguir mañana con los encuentros.

“Transcurridos trece días del mes de abril es inadmisible que las autoridades del Banco Central de Venezuela (BCV) no hayan dado a conocer el registro de la inflación así como de la escasez, variables para evaluar el desempeño de la economía”, señaló la MUD en un comunicado.

La inflación de febrero, que llegó a 2.4% mensual y elevó el índice interanual febrero 2013-febrero 2014 a 57.3%, fue informada por el BCV el 14 de marzo.

Con ello, añadió la nota de la MUD, que reúne a la mayoría de los partidos opositores, el BCV “ha venido violando su propia normativa que lo obliga a publicar los datos de inflación en  los primeros diez días del mes siguiente al recién concluido”.

El presidente del Banco Central, Nelson Merentes, dijo el 16 de marzo que “perturban la economía en cierto grado” las protestas que se repiten a diario contra Maduro desde el 12 de febrero por la situación económica, la inseguridad y la represión a las protestas.

Ayer, la MUD también designó a su subsecretario ejecutivo, Ramón Medina, para coordinar el equipo de diálogo con el gobierno, siendo los restantes miembros los diputados en la Asamblea Nacional (parlamento) Edgar Zambrano y Julio Igarza; los diputados en el Parlatino: Delsa Solórzano y Francisco García; y como secretario ejecutivo a Miguel Pizarro, diputado de la AN.

RECUERDAN ASONADA

En una multitudinaria concentración de milicianos ante la sede del gobierno, el presidente Maduro recordó ayer la contraofensiva cívico-militar que en 2002 reinstaló en la presidencia a su mentor y antecesor Hugo Chávez

El gobernante, que hoy cumple su primer año de mandato, advirtió que como hace 12 años fracasarán los planes golpistas y  volvió a denunciar un intento de golpe de Estado “continuado” en su  contra. Pero insistió en que el golpe del 11 de abril de 2002 contra Chávez, sofocado a los dos días, fue “el último que conocerá la patria en el siglo XXI”.

“La oligarquía no volverá ni por golpe ni por votos”, dijo en un discurso en cadena nacional ante la Milicia Bolivariana, compuesta por civiles armados y que alberga a la “milicia territorial”, definida como el “pueblo en armas”, y a los “cuerpos combatientes”, integrados por miembros de instituciones públicas, universidades o empresas.

Creada por Hugo Chávez y organizada dentro de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, la Milicia tendrá en 2019 un millón de miembros, según la meta oficial.

Maduro añadió que durante la joranda de hoy, cuando evoque su primer año, hará un recuento de “todas las fórmulas golpistas” aplicadas contra Chávez durante 14 años y que ahora lo son contra él; entre ellas “contrabando, inflación inducida, acaparamiento, sabotaje económico, guerra eléctrica y psicológica” y las “guarimbas” (barricadas callejeras).

Claves

FANB, con Maduro

- El principal jefe militar venezolano, general Vladimir Padrino, calificó de “irrespetuoso” y “subversivo” pedir a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) dar un golpe de Estado contra el presidente Maduro.

- “Son llamados subversivos, irrespetuosos” que provienen, entre otros, de antiguos jefes militares que viven “en el exterior y subestiman la conciencia patriótica y constitucional de la FANB”, dijo Padrino al canal privado Televen.

- Añadió que la violencia opositora “representa solo 0.4% de toda la fuerza pública que ha actuado contra esa violencia”, que busca “una guerra interna”.