Realizan operación antiterrorista en Bélgica; hay dos muertos

La amplia operación fue contra un grupo compuesto por personas que regresaron de Siria y que estaban "por cometer atentados de envergadura" de manera "inminente".
La policía continúa con allanamientos en Bruselas y sus alrededores, a una semana de los ataques de París que dejaron 17 muertos.
La policía continúa con allanamientos en Bruselas y sus alrededores, a una semana de los ataques de París que dejaron 17 muertos. (Rueters)

Bruselas

La policía belga llevó a cabo este jueves una amplia operación antiterrorista contra un grupo compuesto por personas que regresaron de Siria y que estaban "por cometer atentados de envergadura" de manera "inminente", con un saldo de dos sospechosos muertos.

La fiscalía federal confirmó la muerte de dos de los sospechosos en una operación policial que se llevó a cabo en Verviers (120 km al este de Bruselas).

La policía continúa con allanamientos en Bruselas y sus alrededores, a una semana de los ataques de París que dejaron 17 muertos.

"Este grupo, compuesto por una decena de personas, algunas de las cuales regresaban de Siria, estaba a punto de lanzar atentados de envergadura en Bélgica", indicó Eric Van der Sijpt, magistrado de la fiscalía federal belga, en una conferencia de prensa.

Van der Sijpt añadió que por el momento no hay "ningún vínculo" con los atentados de París".

La fiscalía indicó que una persona fue detenida y que procedió a una decena de allanamientos. Según la prensa belga la policía estaría a la búsqueda de sospechosos que se dieron a la fuga, lo que no quiso confirmar la fiscalía.

En la operación de la localidad de Verviers (este de Bélgica), que comenzó hacia las 18H00 (17H00 GMT) los sospechosos "abrieron inmediatamente fuego, durante varios minutos, con armas de guerra de tipo kalashnikov", precisó Thierry Werts, portavoz de la fiscalía federal.

"Incluso heridos, en tierra, seguían disparando", añadió Werts.

Ningún policía o civil resultó herido, precisó la fiscalía.

Werts añadió que "la amenaza era contra los servicios de policía". El nivel de alerta fue elevado a 3, en una escala de 4, para las comisaría y los tribunales belgas.

La exministra de Interior, Laurette Onkelinx, declaró a la RTBF que "se evitó un baño de sangre".

La operación de Verviers fue contra una expanadería del centro de esta ciudad.

Según testigos varios disparos y detonaciones se escucharon en el centro de la ciudad hacia las 18:00 locales (17H00 GMT), en el barrio de la estación de trenes, según testigos. El barrio fue cerrado a la circulación por la policía. Los habitantes de la zona fueron evacuados.

"Vi un auto de la policía pasar delante mío con las luces encendidas y escuché tres detonaciones importantes", declaró un testigo. "Un hombre vestido de azul oscuro y con pasamontañas nos empujó por la espalda. Nos pusimos a correr, escuchamos una gran explosión y disparos en ráfaga seguidos por otras explosiones", contó una mujer a RTL.

"Escuché como una explosión, seguida de varios disparos" en el centro de la ciudad, en el barrio de la estación de trenes, indicó una habitante al canal RBTF, "por el momento no podría decirle más".

Otro testigo indicó que escuchó "disparos de ametralladoras durante 10 minutos".

Verviers es considerado, así como algunos suburbios de Bruselas, como un foco de radicalización islamista en Bélgica. Según las fuentes unos seis a diez jóvenes de la ciudad habrían partido a Siria en los últimos meses.

En internet circularon amenazas contra Bélgica en las últimas horas.

En otro incidente en paralelo, esta vez en Bruselas, según RTL, un hombre armado habría proferido amenazas en el metro de la ciudad. El periódico Le Soir asegura que fue detenido.

En paralelo la justicia belga intenta determinar si existen vínculos entre Amedy Coulibaly, uno de los autores de los ataques de París, y un presunto traficante de armas residente en Bélgica, indicó la fiscalía federal este jueves.