Entrega de armas de FARC es histórica y excepcional: ONU

Los delegados de Naciones Unidas calificaron así el inició de la tercera y última fase del abando de las armas por parte de la guerrilla, conforme al acuerdo de paz en Colombia.

Bogotá

El secretario general adjunto de Naciones Unidas para Asuntos Políticos, Jeffrey Feltman, y el jefe la Misión de Naciones Unidas en Colombia, Jean Arnault, calificaron como “histórico y excepcional” el proceso de abandono de armas de las FARC, último paso para su tránsito a la vida civil.

Los delegados de la ONU estuvieron presentes en la zona veredal de Pondores, en la península de La Guajira, del Caribe colombiano, donde inició la tercera y última fase de la dejación de las armas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), conforme al acuerdo de paz en el país.

TE RECOMENDAMOS: ELN y Colombia abren segundo ciclo de diálogo  

Por el gobierno colombiano estuvo presente el alto comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo, y por la comandancia de las FARC asistieron Joaquín Gómez y Pastor Alape.

“Es un honor estar aquí hoy representando la sede central de las Naciones Unidas. Es un día histórico y Naciones Unidas se siente orgullosa de haber acompañado a las FARC en este proceso de la dejación de las armas”, dijo Feltman.

Dijo que el crédito de lo que está ocurriendo en Colombia es “un logro que le pertenece al pueblo colombiano y al liderazgo del gobierno y de las FARC. Lo que se está logrando aquí es único en el mundo”.

“Me alegra mucho haber podido ver el mecanismo de monitoreo tripartita (formado por el gobierno, las FARC y la ONU). También me alegra ver la evidencia del proceso de transición a la legalidad de las FARC. Ojalá otros países en el mundo puedan utilizar el ejemplo colombiano, para hacer la paz”, subrayó.

Admitió que este proceso de abandono de armas tuvo muchos retos y tendrá otros en las fases del cumplimiento del Acuerdo de Paz firmado en noviembre pasado.

A su vez, el jefe de la Misión de la ONU en Colombia destacó la organización y el profesionalismo en el proceso de dejación de las armas de los siete mil insurgentes de las FARC en las regiones donde se encuentran concentrados.

“En este momento se están entregando a los guerrilleros la certificación que les permite ingresar a la vida civil. Es un momento excepcional y es el momento en que se culminan los esfuerzos, del Consejo de Seguridad, que estableció esta misión”, anotó Arnaud.

TE RECOMENDAMOS: ¿Y el desarme en Colombia?   

El jefe guerrillero Joaquín Gomez planteó que las FARC están demostrando al pueblo colombiano y al mundo “que nuestra vocación de paz es sincera. El mayor anhelo nuestro es que la familia colombiana se reconcilie”.

Admitió que una guerra de 52 años ha dejado “muchas heridas. Lo que pedimos es que haya la capacidad de perdonar para poder convivir como debe ser hasta que hagamos de Colombia un país donde los padres no entierren a los hijos sino los hijos a los padres”.

El comisionado Jaramillo dijo que a pesar de la tristeza por el atentado del sábado pasado en un centro comercial de Bogotá, este martes hay una “gran emoción de estar en el lanzamiento de la última parte del proceso de dejación de armas y tránsito a la legalidad de los guerrilleros de las FARC".

“En Colombia nunca se había dado un proceso tan ordenado y riguroso. Hoy estuvimos concentrados en el tránsito a la legalidad, que garantiza el acceso a la amnistía y reincorporación”, señaló Jaramillo.

Para el funcionario, lo que vive Colombia es “mucho más que la entrega de las armas”, y reiteró la promesa del presidente Juan Manuel Santos de que el Acuerdo de Paz se cumplirá "hasta la última coma".


jamj