• Regístrate
Estás leyendo: Ocho candidatos republicanos se enfrentan hoy en nuevo debate
Comparte esta noticia
Lunes , 23.07.2018 / 07:12 Hoy

Ocho candidatos republicanos se enfrentan hoy en nuevo debate

Los aspirantes a la nominación republicana a la Casa Blanca se preparaban hoy para un nuevo duelo de dos horas, en el canal de negocios Fox Business, a las 19:00 hora de México, con Carson y Trump en cabeza.

Publicidad
Publicidad

AFP

Ocho aspirantes a la Casa Blanca se preparaban para un nuevo duelo este martes en el cuarto debate de las primarias republicanas, con el magnate Donald Trump y el médico Ben Carson a la cabeza, y Jeb Bush luchando por su supervivencia.

Los precandidatos, un poco más la mitad de los quince que buscan la nominación del Partido Republicano, subirán a la tarima a las nueve de la noche hora local, siete de la tarde hora de México (02:00 GMT del miércoles) en Milwaukee (norte), a poco menos de tres meses del inicio de las primarias: 1 de febrero en Iowa (centro) y el 9 de ese mes en New Hampshire (noreste).

El debate de dos horas estará moderado por el canal de negocios Fox Business. Otros cuatro candidatos -que apenas figuran en los sondeos- protagonizarán otra sesión más temprano. A un año de la elección general, los "outsiders" disfrutan de su momento.

Carson, el apacible neurocirujano y Trump, el controvertido millonario, reciben la mitad de la intención de voto de los republicanos, dejando atrás a los candidatos más tradicionales, que no han podido levantar vuelo en un ambiente cargado de rabia populista.

Carson, quien como Trump nunca ha ocupado un cargo público, ha visto elementos de su inspiradora historia de superación personal caer bajo la lupa de los medios. "No hay duda de que estoy siendo objeto de un escrutinio especial porque muchas personas se siente amenazadas, dijo Carson el domingo al canal CBS.

Detrás le siguen los senadores Marco Rubio (Florida) y Ted Cruz (Texas), dos cuarentones de origen cubano, opositores a la reforma migratoria que han sabido aprovechar los anteriores duelos para destacarse y ganar notoriedad.

La actuación de Jeb Bush, figura del establishment republicano, será seguida de cerca. El ex gobernador de Florida, hijo y hermano de presidentes, se presenta como la opción seria y preparada, pero su verbo no cala y carece de garra.

En el último debate, hace dos semanas, quedó en la lona tras un duelo verbal con Rubio. Esta noche muchos esperan la revancha. "Sé que tengo que mejorar", dijo Bush a un grupo de simpatizantes la semana pasada.

Bajo presión para reducir el número de candidatos en escena, Fox Business modificó el formato de los anteriores debates, y solo ocho precandidatos, cuando hasta ahora eran diez, subirán a la tarima principal.

Mientras se anticipan los duelos entre los punteros Trump-Carson o entre el antiguo maestro y pupilo Bush-Rubio, los otros candidatos en liza -los senadores Cruz y Rand Paul, el gobernador de Ohio, John Kasich y la ex presidenta de Hewlett-Packard Carly Fiorina- deberán buscar su momento para brillar.

Con casi nulas intenciones de voto, el gobernador de New Jersey, Chris Christie, y el ex gobernador de Arkansas Mike Huckabee quedaron relegados al debate secundario, que empieza a las 00:00 hora GMT.

Moderadores fuera del foco

Carson, de hablar suave y osadas afirmaciones -asegura que las pirámides de Egipto eran graneros y no albergaban tumbas-, no ha resaltado en los debates, pero ello no ha detenido su ascenso.

El médico retirado de 64 años acude al cuarto debate bajo una controversia sobre su relato de vida: medios de prensa locales pusieron en duda aspectos claves de su adolescencia problemática y una supuesta admisión por una beca en la prestigiosa escuela militar estadunidense West Point.

Las cadenas de televisión están también sobre el tapete. Una polémica se creó durante el debate de octubre en el canal CNBC: los periodistas moderadores fueron acusados de estar contra los candidatos, reduciéndoles el tiempo de sus intervenciones o haciendo burlas, una prueba, según los conservadores, de la conspiración mediática en su contra.

El Partido Republicano privó a la cadena matriz NBC del debate acordado para febrero, y los candidatos anunciaron que quieren negociar nuevas condiciones, como tener más tiempo para responder o eliminar las preguntas relámpago.

Los periodistas de Fox Business Maria Bartiromo y Neil Cavuto subrayaron que su intención no es convertirse en el centro del debate, que estará enfocado en la economía y el empleo. Trump señaló que está listo para enfrentar cualquier interrogante. "Creo que serán preguntas muy justas, a diferencia de la catástrofe del último" debate, dijo al canal ABC.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.