EU ofrece ayuda para mejorar sistema de justicia mexicano

El presidente de Estados Unidos afirmó que la violencia en nuestro país le afecta a su nación por lo cual ofreció su ayuda para resolver el caso de los 43 normalistas de Ayotzinapa.
El presidente Barack Obama, afirmó que las prácticas de tortura durante la década pasada no ayudaron a los "esfuerzos contra el terrorismo".
Barack Obama, afirmó que ofreció ayuda a México para esclarecer desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinpa. (Reuters)

Washington, Estados Unidos

Estados Unidos puede cooperar para mejorar el sistema de justicia criminal y las capacidades de investigación de las autoridades desde el nivel federal hasta los municipios, afirmó este martes el presidente Barack Obama.

"Porque esto sí nos afecta. México es nuestro amigo y vecino. Queremos que prospere", dijo, destacando que los casos de violencia extrema y desapariciones denunciadas en ese país "no tienen cabida en una sociedad civilizada".

Obama se refirió al caso de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos en Iguala, Guerrero y dijo que su gobierno ofreció ayuda para la investigación porque la violencia de su país vecino le "afecta".

"Esto será investigado. Hemos ofrecido asistencia para dar exactamente con lo que pasó, nuestras capacidades forenses, para llegar al fondo", dijo Obama en una entrevista a la televisora latina Telemundo.

"Es un problema crónico de narcotraficantes, que en algunos casos toman el control de pueblos y regiones enteras", señaló.

Los estudiantes de una escuela rural de maestros desaparecieron luego de ser atacados a tiros el 26 de septiembre por policías al sur de Guerrero, que después los entregaron a sicarios del narcotráfico, develando la infiltración del crimen organizado en las fuerzas del orden mexicanas.

La identificación la semana pasada de los restos de uno de los 43 estudiantes desaparecidos ha elevado los temores de que todos hayan sido asesinados, en lo que sería una de las peores masacres desde el lanzamiento de una ofensiva militar contra el narcotráfico en 2006.

Más de 80 mil personas han sido asesinadas y 22 mil se encuentran desaparecidas desde entonces.

Consultado sobre si ese clima de violencia y violaciones de derechos humanos debería condicionar la ayuda estadounidense a México, Obama evitó una respuesta precisa.

"Creo que lo mejor que podemos hacer es ser un buen socio y construir sobre el progreso que se ha hecho", apuntó.