• Regístrate
Estás leyendo: Obama y Merkel buscan relanzar el TTIP, pese a crecientes críticas
Comparte esta noticia
Martes , 18.09.2018 / 13:20 Hoy

Obama y Merkel buscan relanzar el TTIP, pese a crecientes críticas

Obama apostará asimismo por mejorar el intercambio de inteligencia e información para combatir el terrorismo, en lugar de tratar simplemente de detener los flujos migratorios.

Publicidad
Publicidad

El presidente de EU, Barack Obama, y la canciller alemana, Angela Merkel, aspiran, con su cita de mañana en Hannover (Alemania), a relanzar el tratado comercial transatlántico, el TTIP, pese al creciente rechazo político y social que genera.

El encuentro de los dos mayores defensores del acuerdo en sendos lados del Atlántico -que abordarán también asuntos como Siria, el terrorismo yihadista y la crisis de los refugiados- vendrá precedido de hasta ocho protestas contra el TTIP, la mayor de ellas hoy a mediodía, que prevén congregar a decenas de miles de personas.

Las perspectivas de que el acuerdo salga adelante son cada vez menores, a juicio de la mayoría de analistas, que citan el avance de las tesis contrarias, las persistentes diferencias en puntos esenciales de la negociación -que inicia la semana que viene su décimo tercera ronda- y los apenas ocho meses de mandato que le restan a Obama.

Josef Braml, experto en política estadounidense de la Sociedad Alemana de Política Exterior (DGAP), aseguró recientemente en un encuentro con periodistas extranjeros que el TTIP no tiene "ninguna oportunidad" de ser aprobado con Obama.

De no aprobarse en este año, argumentan los analistas, las negociaciones encallarían de forma irremediable, al menos hasta 2018, por motivos meramente electorales: cualquiera que sea el sucesor de Obama va a ser más cauto con el TTIP (si no un declarado enemigo, como Donald Trump) y, en 2017, habrá elecciones en Francia y Alemania.

Más allá del acuerdo transatlántico, se da por descontado que los dos líderes aprovecharán la tercera -y posiblemente última- visita oficial de Obama a Alemania para intercambiar opiniones y estrategias sobre las principales crisis internacionales.

El asesor adjunto de seguridad nacional de Obama, Ben Rhodes, explicó que el presidente pretende resaltar en su visita a Hannover los "desafíos" actuales que afrontan conjuntamente EEUU y Europa, entre los que destacan la amenaza del terrorismo y la crisis de refugiados, así como los esfuerzos ante los "vientos en contra" que afectan a la economía y al crecimiento global.

Obama apostará asimismo por mejorar el intercambio de inteligencia e información para combatir el terrorismo, en lugar de tratar simplemente de detener los flujos migratorios.

En este último tema, el presidente de EEUU va a destacar que la "inclusión es un valor importante en Estados Unidos y Europa", y a "aplaudir el liderazgo de la canciller Merkel" en esta controvertida cuestión, detalló Rhodes.

Braml, por su parte, indicó que "hay muchos problemas de los que hablar" y citó la guerra civil en Siria y la lucha contra el Estado Islámico (EI), la crisis de los refugiados, la situación en Afganistán, la relación de Occidente con Irán, el conflicto en Ucrania y las crecientes diferencias entre la OTAN y la Rusia del presidente Vladímir Putin.

En ninguna de estas cuestiones se perciben diferencias significativas entre Berlín y Washington, y su principal encontronazo en los últimos años, a raíz de las revelaciones del espionaje estadounidense en suelo alemán, ha quedado enterrado -que no resuelto- mediante voluntad política alemana y el ritmo de la actualidad.

La evasión fiscal, un asunto candente a raíz de los papeles de Panamá, no estará en la agenda bilateral, según explicó esta semana Merkel, que alegó que las cuestiones de transparencia y mercados financieros se tratan regularmente en el marco del G20.

Obama llegará mañana a Hannover y, tras una reunión bilateral con Merkel seguida de una rueda de prensa, inaugurará con la canciller la Hannover Messe, la mayor feria industrial del mundo, en la que EEUU es país invitado en esta edición.

El lunes, además, Alemania ha convocado con escasa antelación una cumbre informal a la que, a Obama y Merkel se sumarán el presidente francés, François Hollande, y los primeros ministros de Reino Unido e Italia, David Cameron y Matteo Renzi.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.