• Regístrate
Estás leyendo: Obama alerta sobre clima político "tóxico" y auge de voces extremas en EU
Comparte esta noticia
Martes , 17.07.2018 / 07:33 Hoy

Obama alerta sobre clima político "tóxico" y auge de voces extremas en EU

El presidente de EU regresó hoy a Springfield, en Illinois, donde en 2007, siendo un joven senador, proclamó su voluntad de llegar a la Casa Blanca, para hacer un balance de su gestión.

Publicidad
Publicidad

EFE

El presidente de EU, Barack Obama, lanzó hoy desde el lugar donde anunció su candidatura presidencial hace nueve años una advertencia sobre el "tóxico" clima político actual en el país y el auge de las voces extremas, impregnadas a la vez del mensaje de esperanza y cambio que lo llevó a la Casa Blanca.

"Ustedes creen que podemos ser un solo pueblo, que busca lo posible, construyendo una unión más perfecta", dijo en aquel momento ante la multitud. Por si alguien no lo notó, Obama pronunció esas palabras en el mismo lugar donde Abraham Lincoln -aquel gran unificador- declaró que "una casa dividida contra sí misma no puede permanecer en pie".

Los votantes estadunidenses, tras años de divisiones internas, acogieron aquel mensaje de Obama otorgándole la llave de la Casa Blanca e, irónicamente, una mayoría en el Congreso. Con el control en ambos extremos de la la Avenida Pensilvania -del ejecutivo y el legislativo- Obama ignoró a la oposición republicana para aprobar importantes reformas, como la de la salud y la de Wall Street.

Claro, la situación es ahora muy diferente. Los republicanos, que controlan el Congreso, lo acusan de gobernar a través de órdenes ejecutivas pisoteando los "valores estadunidenses" en asuntos como el matrimonio gay o el aborto.

"Es una de las pocas cosas que lamento de mi presidencia: que el encono y la sospecha entre los partidos haya empeorado en lugar de mejorar", había dicho el mandatario en su último discurso sobre el Estado de la Unión, en enero. "No hay dudas de que un presidente con los dones de Lincoln o Roosevelt habría superado mejor las divisiones", dijo.

"Les garantizo que intentaré ser mejor mientras esté en el cargo", agregó en lo que constituyó una franca admisión de un presidente que siempre ha mirado a la historia como guía y punto de referencia. En un año electoral, cuando las campañas se han visto dominadas por un lenguaje mordaz e ideologizado en ambas partes, esa luce como una enorme tarea.

Nueve años después

Nueve años después de aquel discurso, Obama regresó hoy a la ciudad donde todo comenzó y en la que una vez fue senador estatal. Admite que no cumplió su promesa de campaña de aplacar las divisiones partidarias.

Obama habló este miércoles durante una hora en Springfield ante la Asamblea General (parlamento estatal) de Illinois, en cuya escalinata presentó su candidatura a la Casa Blanca el 10 de febrero de 2007, y alertó de la brecha existente entre la "magnitud" de los desafíos que enfrenta el país y la "pequeñez" de la política actual.

"No podemos avanzar si todo lo que hacemos es destrozarnos unos a otros" declaró Obama al resumir, con esa frase, lo que considera la tónica de la política actual en EU, que celebrará elecciones presidenciales en noviembre próximo.

El presidente no hizo ninguna alusión directa a la campaña electoral, donde se han consolidado el senador Bernie Sanders por el lado demócrata y el polémico magnate Donald Trump en el bando republicano tras sus victorias del martes en las primarias de Nuevo Hampshire.

Pero su discurso estuvo plagado de críticas y advertencias sobre las "voces extremas" y el "lenguaje divisivo", en una aparente referencia a los aspirantes republicanos a la Casa Blanca y en particular a Trump, conocido por sus propuestas xenófobas contra los musulmanes y los inmigrantes, y los insultos a sus rivales.

La "polarización" política no es un fenómeno nuevo en EU, pero sí lo son su "naturaleza" y "extensión" actual, según Obama. El mandatario enfatizó, como ya hizo en su último discurso sobre el Estado de la Unión ante el Congreso en enero pasado, que una de sus mayores frustraciones es precisamente que esa polarización y las divisiones partidistas se han incrementado durante su presidencia.

"Compromiso" para gobernar eficazmente

A juicio de Obama, por definición si no existe un "compromiso" no es posible gobernar de manera eficaz. Y algunos políticos actuales han convertido "el rechazo al compromiso en un logro", denunció.

"Un clima político tóxico conduce a voces extremas", advirtió Obama, quien pareció, de nuevo, tener en mente a Trump cuando recordó su época de senador estatal (1997-2004) y dijo que con sus colegas legisladores no se llamaban unos a otros "idiotas" o "fascistas" si no estaban de acuerdo en algo.

Al repasar esa etapa, con la que dio inicio a su carrera política, Obama mencionó el respeto, el pragmatismo y el asumir siempre "lo mejor" del otro, no lo peor, como las máximas que marcaron su relación y su trabajo con los legisladores republicanos e independientes.

Tener "empatía" y "respeto" no está ligado a una falta de "dureza" o de "patriotismo", comentó Obama, a quien muchos republicanos acusan de haber debilitado la posición de EU como potencia global por su preferencia por la diplomacia y el diálogo para la resolución de conflictos.

También advirtió en su intervención contra la cantidad "ilimitada de dinero oscuro" que financia las campañas electorales en la actualidad y que "ahoga" las voces de muchos ciudadanos.

Y aprovechó, además, para urgir a los estados a que tomen medidas para que sea "más fácil" para sus ciudadanos poder votar, especialmente de cara a las elecciones de noviembre, al igual que para cuestionar el "gerrymandering", como se denomina a la manipulación de distritos para favorecer la victoria de un legislador de un partido determinado.

Desde el viejo edificio aledaño que albergaba al viejo Capitolio estatal, el presidente Abraham Lincoln (1861-1865) comenzó su lucha contra la esclavitud, con un famoso discurso en 1858 en el que declaró que "una casa dividida contra sí misma no se puede sostener".

Hoy Obama recordó a Lincoln, uno de sus referentes y el "mejor" presidente que ha tenido el país, a su juicio, para culminar con un mensaje de confianza en que es posible "construir" entre todos una "mejor política", alejada del discurso "cínico y del miedo".

El presidente participó en un acto con simpatizantes demócratas en Springfield antes de partir hacia California, donde realizará varias actividades de recaudación de fondos este jueves y preparará la cumbre con los mandatarios de los países del sureste asiático prevista para la semana próxima.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.