El número tres de Podemos hace frente al escándalo

Juan Carlos Monedero, uno de los dirigentes más populares del partido de izquierdas que encabeza las encuestas en España, justificó hoy los ingresos recibidos desde países del ALBA por varios ...
El líder de Podemos, Pablo Iglesias (d) y Juan Carlos Monedero (2d), antes de la rueda de prensa de hoy en Madrid
El líder de Podemos, Pablo Iglesias (d) y Juan Carlos Monedero (2d), antes de la rueda de prensa de hoy en Madrid (AFP)

Madrid

El número tres de Podemos, Juan Carlos Monedero, intentó explicar hoy el escándalo que lleva su nombre desde hace un mes y que ha empezado a pasar factura al partido, que –no obstante- en estos momentos sería la fuerza política más votada. España celebrará elecciones autonómicas y municipales el próximo mes de mayo y generales en el mes de noviembre o diciembre de este 2015.

Monedero, profesor de la Universidad Complutense de Madrid, ofreció una rueda de prensa y entregó a los reporteros una copia de una factura abonada por el Banco del ALBA (Alianza Bolivariana de los Pueblos de América), con fecha 31 de octubre de 2013 y en concepto de trabajos que se prolongan hasta el 31 de diciembre de 2014.

Sin embargo, dijo que no está en condiciones de enseñar los trabajos de consultoría que realizó para la ALBA porque los estatutos de ese organismo se lo prohíben por razones de confidencialidad.

El maestro de Ciencias Políticas justificó así los ingresos de 425 mil euros que recibió por asesorar a gobiernos latinoamericanos sobre la posibilidad de una moneda única, como el euro en Europa. Los ingresos los facturó a través de una empresa, Caja de Resistencia Motiva 2, creada en octubre de 2013. El propio Monedero dijo a El País en enero que los trabajos se realizaron tres años antes.

Monedero anunció, además, que ha puesto en conocimiento de la Agencia de Protección del Estado y de la Fiscalía las declaraciones del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, por su tributación por si existiera un delito de revelación de secretos.

"Caza de brujas"

Asimismo, arremetió duramente contra la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, por la “caza de brujas a la que he sido sometido en el último mes”. “El régimen del 78 ha sacado su batería contra mí. Es una caza de brujas”, afirmó.

El acto se retrasó al menos una hora tras la irrupción de un espontáneo que intentó boicotear el evento. En concreto, se trata del mesero que acogió en su bar del centro de Madrid a un grupo de “indignados” en el 25-S que estaban siendo perseguidos por la policía y que también participó en actos para reventar actos de Pablo Iglesias, líder de Podemos.

En su comparecencia ante la prensa, Monedero aportó documentación para justificar que su actuación fue sido correcta y para disipar cualquier duda sobre la presunta financiación ilegal de Podemos, de la que le acusan casi todos los partidos políticos del país.

Además, Monedero esperó a que Pablo Iglesias, terminara la visita que esta semana realizó a Nueva York. Tanto Iglesias como Íñigo Errejón, número dos de Podemos, y que hace unos meses aceptó que cobró varios meses un sueldo de profesor en la Universidad sin asistir, acudieron al recinto para apoyar a Monedero.

El número tres de Podemos explicó que tardó tanto tiempo en dar explicaciones públicas porque le ha costado reunir toda la documentación. No obstante, mantiene que no cometió “ningún fraude” y que “las cuentas de Podemos están muy claras”.

De acuerdo a la prensa local, la decisión de comparecer para aportar explicaciones supone un evidente cambio de rumbo en la política de comunicación de Podemos. Cuando estalló la polémica, hace un mes, el propio Monedero ofreció diversas entrevistas y acudió a varios programas de televisión a explicar el origen del ingreso de 425.000 euros por una asesoría política que realizó a cuatro gobiernos latinoamericanos.

Su entorno valoró entonces que estas intervenciones afectaban más que ayudar y le pidieron expresamente que dejara de aparecer en medios de comunicación, esperando a que el escándalo bajara de intensidad y que amainara la tormenta.

En esa línea, Pablo Iglesias defendió que Monedero había dado ya todas las explicaciones necesarias. Sin embargo, el escándalo no ha remitido, de forma que la semana pasada miembros de la ejecutiva decidieron que lo mejor era que Monedero apareciese ante la prensa para dar todas las explicaciones.

La prensa española, así como los principales partidos políticos del país, el gobernante Partido Popular (PP) y el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), afirmaron que la comparecencia de Monedero llega tarde.

Los dos “grandes” llevan dos semanas atacando con el “caso Monedero” realizando una campaña de desprestigio en la que acusan al partido de Iglesias de presunta financiación ilegal, a través de gobiernos como el de Venezuela.

Las críticas consiguieron abrir algunas grietas en la imagen de Podemos, que tiene de bandera la transparencia y la honestidad de sus dirigentes, y tanto simpatizantes como algunos cargos pidieron al número tres más detalles de sus cuentas.

Hasta hace unas semanas, Juan Carlos Monedero era serio aspirante de Podemos al Ayuntamiento o a la Comunidad de Madrid, aunque en los últimos días su nombre ha dejado de sonar para dichos cargos, todo debido al escándalo que lleva el nombre del profesor de la Complutense.