Once muertos en ataques terroristas en Irak

El ataque más violento tuvo lugar en la ciudad petrolera de Kirkuk, escenario de tensiones entre la población kurda y el gobierno central, al morir cinco personas y resultar heridas 55 en un ...
Agentes de seguridad iraquíes permanecen junto a un compañero asesinado en el lugar de un ataque terrorista en Kirkuk
Agentes de seguridad iraquíes permanecen junto a un compañero asesinado en el lugar de un ataque terrorista en Kirkuk (AFP)

Bagdad

Al menos once personas murieron hoy y varias decenas resultaron heridas en nuevos ataques registrados en diversas zonas de Irak, informaron a Efe fuentes del Ministerio de Interior iraquí. El ataque más mortífero causó la muerte de cinco personas e hirió a unas 55 en un ataque contra la Dirección de los Servicios Secretos de la Policía iraquí en el centro de la ciudad de Kirkuk, a unos 250 kilómetros al norte de Bagdad, explicaron las fuentes.

La agresión comenzó con un suicida que se lanzó con un coche bomba contra la entrada del edificio e inmediatamente irrumpieron otros dos terroristas que se inmolaron dentro del lugar. Esa segunda acción fue perpetrada en paralelo con disparos de fusiles y proyectiles RPG por parte de otros extremistas contra el edificio.

Por último, las fuentes señalaron que entre los heridos se encuentran varios miembros de las fuerzas de seguridad. Al norte de Kirkuk, un hombre armado perdió la vida y otros cuatro sufrieron heridas por el estallido de una bomba en el vehículo en que trasladaban armas y explosivos. La ciudad petrolera de Kirkuk es escenario de conflictos a causa de la oposición entre la población kurda, que aspira a que la misma sea anexada a la región autónoma del Kurdistán iraquí, y el gobierno de Bagdad y otras comunidades que residen en la misma localidad, opuestos a esa iniciativa.

En otro suceso, un artefacto detonó al paso de una patrulla militar y mató a un soldado e hirió a otros cuatro en la zona de Al Qaem, ubicada en la frontera con Siria, en el oeste de Irak. Un atentado similar causó la muerte a un policía e hirió de gravedad a otro en el área de Yebeil, en el centro de la ciudad de Faluya, unos 50 kilómetros al oeste de Bagdad. Las mismas fuentes revelaron que desconocidos asesinaron a tiros a un coronel de la Policía frente a su hogar en la localidad de Sharkat, en la provincia de Salahedin, unos 190 kilómetros al norte de la capital iraquí.

Por otro lado, las fuerzas de seguridad abatieron al supuesto "gobernador" de la red terrorista Al Qaeda en Faluya, identificado como Omar Ismail Auad, y a uno de sus ayudantes en una redada en el centro de esa ciudad.

La violencia que sacude a Irak desde hace una década alcanzó este año un nuevo techo, con 6,200 muertos desde enero, lo que hace temer un regreso al sangriento conflicto civil que se produjo en 2003, tras la invasión del país por parte de Estados Unidos. Las autoridades temen en particular el resurgimiento de grupos vinculados a Al Qaeda, enardecidos por el conflicto en la vecina Siria, y acusan de los atentados a los insurgentes sunitas vinculados a esta organización.