Con nueva marca, EU se prepara para más frío

La alerta por la ola gélida, con sensaciones térmicas que podrían llegar a -50ºC, un récord en dos décadas, continuará toda la semana afectando a unos 140 millones de personas.
Autoridades pidieron a la población no permanecer por periodos largos a la intemperie, ya que existe riesgo de hipotermia.
Autoridades pidieron a la población no permanecer por periodos largos a la intemperie, ya que existe riesgo de hipotermia. (Seth Perlman)

Washington

Estados Unidos sigue azotado por una ola de frío polar, con sensaciones térmicas que podrían llegar a -50°C, un récord en dos décadas, luego de soportar tormentas de nieve que dejaron al menos 16 muertos.

Las autoridades exhortaron a la población a permanecer en sus casas ante la ola de frío que azota el noreste de Estados Unidos y el sureste de Canadá.

En los estados del centro y norte del país, los servicios meteorológicos prevén que las temperaturas oscilarán entre la noche de hoy y la madrugada de mañana los -23°C y los -29°C, con mínimas por la noche que alcanzán alrededor de -34°C. Peor aún, con vientos soplando en fuertes ráfagas, las sensaciones térmicas podrían descender desde los -45°C hasta los -51°C.

“Cuando las temperaturas descienden tan bajo como lo están pronosticando, será mejor prevenir las cosas con anticipación”, destacó un vocero de los servicios locales de asuntos sociales y familiares, citado en el Chicago Tribune.

La denominada Ciudad de los Vientos podría batir hoy su récord de temperatura más baja registrada en un día, que fue de -24°C, nivel alcanzado el 18 de enero de 1994 y el 24 de diciembre de 1983, recordó The Weather Channel.

En Minnesota (norte), el gobernador Mark Dayton anunció que las escuelas públicas permanecerían cerradas hoy: “He tomado esta decisión para proteger a nuestros niños de las temperaturas peligrosamente frías que están previstas para el lunes. Exhorto a todos los habitantes de Minnesota a ser prudentes ante estas condiciones meteorológicas extremas”, precisó en un comunicado.

 En el estado de Missouri, el Departamento de Transporte advirtió que la mayoría de las carreteras estatales están cubiertas de nieve y la sal no actúa de manera efectiva para eliminarla debido a las extremas temperaturas, que además están acompañadas de fuertes vientos que complican mucho los desplazamientos por tierra.

Las autoridades sanitarias recuerdan que existe riesgo de hipotermia y piden a la población que en caso de salir a la calle vayan apropiadamente vestidos, y no permanezcan parados a la intemperie durante largos periodos de tiempo.

Según la página flightaware.com, ayer se registraron más de 6 mil retrasos aéreos y más de dos mil 500 cancelaciones, en su mayoría provocadas por el hielo y las fuertes rachas de viento que están haciendo impracticables las pistas de aterrizaje.

El aeropuerto John Fitzgerald Kennedy (JFK) de Nueva York, uno de los más grandes del país, tuvo que cerrar durante algunas horas después de que un avión patinase sobre el hielo y se empotrara contra un banco de nieve.

Estados Unidos sufre uno de los comienzos de año más fríos que se recuerdan, y no se espera que mejore la situación hasta finales de semana.

Según las predicciones meteorológicas lo peor en la costa este llegará mañana en la madrugada a medida que los vientos polares se vayan desplazando a esa zona del país, cuando la capital, Washington, registre máximas bajo cero y mínimas que rocen los -15 grados centígrados.