México condena lanzamiento de misil en aguas de Japón

La Secretaría de Relaciones Exteriores declaró que el nuevo lanzamiento del cohete con tecnología de misil balístico, de Corea del Norte al Mar de Japón, atenta contra la paz mundial.
Según Corea del Norte, Estados Unidos "se ha pasado de la raya, y ahora está claro que el último objetivo de la Administración Trump es el cambio de régimen".
Según Corea del Norte, Estados Unidos "se ha pasado de la raya, y ahora está claro que el último objetivo de la Administración Trump es el cambio de régimen". (EFE)

Ciudad de México

El gobierno mexicano condenó el nuevo lanzamiento de un cohete con tecnología de misil balístico, efectuado hoy por la República Popular Democrática de Corea.

La Secretaría de Relaciones Exteriores declaró que la conducta de Corea del Norte pone en peligro la paz y seguridad internacional en esa zona del mundo.

Informó que el embajador de Corea en México fue citado en la sede diplomática nacional, a quien se le expresó el absoluto rechazo al programa nuclear de su país, incluido el continuo lanzamiento de misiles.

TE RECOMENDAMOS: Corea del Norte lanza misil a aguas de Japón

Además, la dependencia expresó su solidaridad con el gobierno y el pueblo de Japón, ante esta agresión que impactó sus aguas.

"Japón es un aliado fundamental de México y actualmente nuestro tercer socio comercial a nivel mundial", indicó.

El gobierno de México, detalló por medio de un comunicado, comparte la preocupación de la comunidad internacional respecto al lanzamiento, el cual es el doceavo en lo que va de 2017.

"Debido a que no contribuye a aliviar las tensiones imperantes en la región, al tiempo que significa una flagrante violación al Derecho Internacional y a múltiples resoluciones del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas", puntualizó.

La institución diplomática indicó que Corea, al ser un Estado miembro de la Organización de las Naciones Unidas, debe respetar y cumplir con las resoluciones del Consejo de Seguridad, adoptadas en el Capítulo VII de la Carta de ONU.

ESS