Citan a declarar a la supuesta novia del fiscal Alberto Nisman

Indagan si Florencia Cocucci, de 25 años, tuvo una relación sentimental con el juez.
Los investigadores intentan reconstruir los últimos días del fiscal.
Los investigadores intentan reconstruir los últimos días del fiscal. (Especial)

Buenos Aires y Nueva York

Un empleado aeroportuario fue detenido y una joven modelo fue citada a declarar en la causa por la muerte del fiscal Alberto Nisman, que antes de fallecer acusó a la presidenta argentina Cristina Kirchner de encubrir a Irán por un atentado antijudío en Buenos Aires, en 1994, informó el portal oficial Infojus.

Una pista será la declaración, como testigo, que brinde la modelo Florencia Cocucci, de 25 años, a fin de conocer si es verdad que mantenía una relación sentimental con el fiscal, que estaba divorciado de su esposa, la jueza Sandra Arroyo Salgado.

Cocucci fue citada tras el hallazgo de fotos en las que aparecía junto a Nisman, para aclarar si es la joven a la que la empleada doméstica señaló como "novia" del fiscal, según la misma fuente.

"Reconstruir el contexto que vivió Nisman previo al 18 de enero, día en el que fuera hallado sin vida" en su departamento en la capital, se ha convertido en el eje de esta etapa de la instrucción (ante) la ausencia de certezas en los informes científicos que confirmen si se trató de un "homicidio, suicidio o inducción al suicidio", añadió Infojus.

Otra pista será la detención del empleado del aeropuerto internacional de Ezeiza, que se realizó en el contexto de la investigación de unas imágenes captadas por una cámara de seguridad en las que se observa cómo un hombre recibe a Nisman cuando éste regresa a Buenos Aires en enero días antes de morir, agrega el sitio en línea.

El detenido "tenía la clave de acceso a la computadora desde donde se grabó a Nisman", informó Infojus al explicar el motivo del procedimiento.

Nisman apareció muerto el 18 de enero en el baño de su departamento con un disparo en la cabeza de una pistola calibre 22.

Cuatro días antes Nisman acusó a Kirchner de proteger a ex funcionarios iraníes por el ataque a la mutual israelí AMIA, que en 1994 dejó 85 muertos y 300 heridos.

La justicia sospecha que Nisman pudo haber sido blanco de un seguimiento por espías desplazados de la Secretaría de Inteligencia (SI), a los cuales el gobierno acusa de haber inducido al fiscal a denunciar a la presidenta.

El gobierno asegura que la desestimada acusación contra Kirchner fue una represalia de grupos de la inteligencia despedidos de sus puestos en diciembre.

En tanto, el juez federal estadunidense Thomas Griesa no dictó una resolución ayer sobre el pago de una parte de los bonos reestructurados de la deuda argentina (fondos buitre) tras una audiencia en los tribunales de Nueva York.

"No voy a tomar una decisión esta tarde", dijo Griesa tras dos horas y media de discusiones técnicas en un nuevo capítulo del litigio entre Argentina y los fondos especulativos.

En la audiencia, el Citibank pidió a Griesa liberar en forma definitiva los pagos de intereses de bonos reestructurados en dólares emitidos bajo ley argentina, cuyo vencimiento es el 30 de marzo.

Griesa habilitó esos pagos trimestrales pero mantiene bloqueado desde julio en el Bank of New York un depósito de 539 millones de dólares de Argentina para tenedores de bonos reestructurados bajo la legislación estadunidense.