Norcorea aprehende a otro estadunidense

Con Kim Hak-song suman dos los ciudadanos de EU detenidos por Pyongyang en un mes.
El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un.
El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un. (Reuters)

Seúl

Corea del Norte anunció ayer la detención de un ciudadano estadunidense por "actos hostiles con el objetivo de derrocar al gobierno", dos semanas después de arrestar a otro ciudadano de Estados Unidos.

Se sabe que la detención de Kim Hak-song se produjo el sábado, aunque no se han dado detalles sobre las acusaciones en su contra. Según la agencia estatal de noticias KCNA, Kim trabajaba para la Universidad de Ciencias y Tecnología de Pyongyang (USTP), al igual que otro estadunidense detenido el mes pasado.

Antes que él, fueron arrestados Kim Sang-duk, en abril, un profesor estadunidense acusado de "cometer actos criminales hostiles para derribar" a la República Democrática de Corea; Kim Dong-chul, detenido en octubre de 2015 y sentenciado en 2016 a 10 años de trabajos forzados por "subversión" y "espionaje", y Otto Warmbier, detenido en enero de 2016 y sentenciado a 15 años de trabajos forzados por haber arrancado un cartel político de la pared de un hotel.

En Washington, el Departamento de Estado afirmó que "la seguridad de los ciudadanos estadunidenses es una de las prioridades" de esa dependencia. "Trabajamos con la embajada de Suecia en Pyongyang, que actúa como potencia protectora de Estados Unidos en Corea del Norte", añadió la diplomacia de EU sin aportar detalles.

El anuncio de las detenciones se da mientras aumenta la tensión por reportes de que Corea del Norte se dispone a realizar otra prueba nuclear u otro lanzamiento de misil. El presidente estadunidense Donald Trump advirtió recientemente a Norcorea de que no descarta recurrir eventualmente a una acción militar, aunque también dijo que estaría dispuesto a reunirse con el líder norcoreano Kim Jong-un "si se dan las condiciones".

El viernes Corea del Norte acusó a EU y a Corea del Sur de haber tramado un intento de matar a Kim Jong-un con armas químicas.