La noche en que la incertidumbre política pasó por los Premios Goya

La ceremonia del cine ibérico fue el marco para el encuentro entre los principales líderes del país, que vive sin gobierno desde diciembre, hecho inédito en la historia reciente.
Pablo Iglesias (Podemos), Pedro Sánchez (PSOE) y Albert Rivera (Ciudadanos), en la gala cinematográfica.
Pablo Iglesias (Podemos), Pedro Sánchez (PSOE) y Albert Rivera (Ciudadanos), en la gala cinematográfica. (Juanjo Martin/EFE)

Madrid

La situación política que vive España, sin gobierno desde las elecciones generales del 20 de diciembre pasado, se coló anoche entre el cine y el glamour de los Premios Goya: por su alfombra roja desfilaron los protagonistas de las intensas negociaciones entre partidos que tienen lugar estos días.

El socialista Pedro Sánchez, quien el martes asumió la tarea de formar gobierno ante el rey Felipe VI, coincidió en la gran fiesta del cine español con el líder de Podemos (izquierda radical), Pablo Iglesias, y con el de Ciudadanos (centro-derecha), Albert Rivera, con quienes se reunió esta semana.

El Partido Popular (PP, derecha) de Mariano Rajoy, actual jefe del Ejecutivo en funciones, estuvo representado a través del ministro de Cultura, Íñigo Méndez de Vigo.

“No ha habido nada de política ni de pactos ni de acuerdos. Hoy es un día para la cultura y para disfrutarlo”, afirmó Sánchez, líder del Partido Socialista (PSOE).

“Hemos hablado de cine, que es lo que toca. Y espero que pronto estemos hablando de un gobierno de progreso”, explicó Iglesias, quien sorpresivamente rompió con su habitual atuendo informal de camisa y pantalón de mezclilla y acudió a la gala con esmoquin.

“Es un gesto bonito que cuando unos políticos se quitan la corbata, nosotros nos pongamos esmoquin”, dijo en referencia a Sánchez, que iba con traje y camisa blanca.

También de rigurosa etiqueta acudió Albert Rivera. “Lo que queremos hoy es no dar protagonismo a la política sino que la política ayude a un sector muy tocado”, dijo anoche a los periodistas.

Durante la gala de los premios, celebrada en Madrid y conducida por el actor y cómico Dani Rovira, hubo guiños a las negociaciones políticas iniciadas por el PSOE después de que Rajoy declinara el encargo de formar gobierno la semana pasada.

“Estaría bien que a partir de esta noche pudiéramos hablar del ‘pacto de los Goya’. La Academia del Cine ha preparado una sala para que os reunáis después”, dijo el actor en clave de humor.

También actores y cineastas se pronunciaron sobre la presencia de los líderes políticos en un momento inédito en la historia reciente de España, que podría verse abocada a nuevas elecciones si las negociaciones entre partidos no llegan a buen puerto.

“Está muy bien que se interesen por el cine”, expresó el actor español Luis Tosar. “Pero espero que se vayan pronto a casa porque tienen mucho trabajo por hacer”, añadió.

“Yo creo que es bueno el hecho de que se acerquen a este mundo con naturalidad”, apuntó el actor de origen argentino Juan Diego Botto, quien apostó por “un gobierno de cambio que haga políticas totalmente diferentes”.

Además de los líderes de los principales partidos, también desfilaron por la alfombra roja la alcaldesa de Madrid, la ex jueza de izquierda Manuela Carmena, y el presidente del Congreso de los Diputados, el socialista Patxi López, entre otros.

Los Premios Goya celebran este año su 30 versión con una ceremonia en la que, como en años anteriores, hubo críticas al gobierno de Rajoy —ahora en funciones—, con quien el sector estuvo enfrentado por medidas como el aumento del IVA cultural.