Se duplica número de niños migrantes en frontera de EU

La mayoría de los más de 47 mil pequeños fueron encontrados en el sector conocido como Río Grande, al sur de Texas, dio a conocer un informe del centro de estudios Pew.
Se advirtió a los agentes que cualquier atropello a los derechos de los migrantes será severamente castigado.
Suman más de 47 mil los niños migrantes interceptados según un reporte de Pew. (Milenio Digital/Archivo)

Washington

El número de niños migrantes hallados solos en la frontera entre México y Estados Unidos casi se ha duplicado en lo que va del año fiscal 2014, al sumar 47 mil 017, según un informe del centro de estudios Pew.

Esta cifra es casi el doble de las 24 mil 493 registradas en 2013 y eso que aún restan cuatro meses para acabar el año fiscal 2014, advirtió el estudio.

La gran mayoría fueron hallados por las autoridades fronterizas de Estados Unidos en el sector conocido como Río Grande, en el sur de Texas.

Cerca del 71 por ciento del total (33 mil 470 menores) se registró en esta zona, lo que significa un incremento de más del 160 % con respecto a 2013.

En segundo lugar se encuentra Tucson (Arizona), donde el número total fue de 6 mil 254 en lo que va de año, casi el mismo que en todo 2013.

Aunque la nacionalidad de los migrantes sigue siendo en primera instancia de mexicanos, se ha detectado un incremento por parte de menores procedentes de Centroamérica, que suponen ya tres cuartas partes del total.

Desde 2009, el número de menores indocumentados que viajaban solos procedentes de Guatemala ha crecido un 930 %, de El Salvador un 700 % y desde Honduras mil 200 %.

El caso de Honduras es especialmente alarmante: Las autoridades han encontrado a 13 mil menores sin acompañante este año, frente a los 968 niños hondureños interceptados en 2009.

Según funcionarios de la Casa Blanca, la razón principal de esta llegada masiva de menores, una gran parte de ellos niñas, se debe al incremento de la violencia en Honduras, Guatemala y El Salvador.

La situación ha generado una respuesta urgente por parte del Gobierno de Estados Unidos, que está trasladando a los menores a tres bases militares y un centro de detención federal para evitar el hacinamiento en las instalaciones de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), cuyos centros se han visto superados.