Muere niña de 8 años en ataque en Mánchester

Saffie Rose Roussos fue al concierto de Ariana Grande con su mamá y su hermana pero, al igual que la otra víctima identificada, Georgina Callander, de 18 años, no sobrevivió al atentado terrorista.

Londres

Una niña de ocho años y una joven de 18 son las primeras víctimas identificadas del atentado suicida en el Manchester Arena durante el concierto de Ariana Grande.

Saffie Rose Roussos, de ocho años es la segunda víctima identificada después de Georgina Callander, de 18 años, una estudiante también de Lancashire, en el atentado reivindicado por Estado Islámico que dejó además 59 heridos, algunos muy graves.

TE RECOMENDAMOS: Reino Unido fue sacudido por la muerte, afirma Isabel II

Según medios británicos, Roussos asistió al concierto en el pabellón Mánchester Arena con su madre y hermana.

Doce menores de 16 años figuran entre los 59 heridos, informó el servicio de ambulancias de la región.

El director médico de este organismo, David Ratcliffe, afirmó que varios de los heridos sufren lesiones "muy graves" y permanecen en cuidados intensivos.

Algunos de los afectados van a tener que permanecer ingresados "durante largo tiempo" para recuperarse, afirmó Ratcliffe, que indicó que tras el atentado se desplazaron 60 vehículos médicos al estadio Manchester Arena.

"Han sido una noche y una mañana terribles en Mánchester, aunque también hemos asistido a algunos de los mejores aspectos de esta ciudad y de la gente que vive aquí", dijo el director médico.

TE RECOMENDAMOS: Angustia y terror de padres tras atentado en Manchester

Entre el público del concierto de la estrella estadunidense Ariana Grande había muchos niños y adolescentes, confirmó la primera ministra Theresa May, por lo que es de esperar que abunden las víctimas jóvenes.

El autor actuó "deliberadamente contra niños y jóvenes que deberían haber estado disfrutando de una de las mejores noches de sus vidas", dijo May en un discurso ante su residencia oficial de Downing Street.

AFC